Desaparecen las estelas que indicaban la Ruta de Hidalgo en Acámbaro

Onofre Lujano

Acámbaro.- Tanto en Acámbaro como en Tarandacuao, municipios del sureste del estado, existían dos estelas en forma de cabeza de águila y que marcan la Ruta de Hidalgo; nadie da razón de dónde están.

En Tarandacuao se ubicaba en la calle 16 de Septiembre de la entrada a la ciudad y en Acámbaro en la salida a Morelia, precisamente en la glorieta de San Isidro.

Algunas personas de ambos municipios indicaron que de buenas a primeras ambas estelas fueron quitadas pero nadie sabe dónde quedaron, si las conservan en obras públicas o alguna otra dependencia.

Las estelas forman parte de los 260 monumentos en forma de cabeza de águila, colocados a lo largo de Guanajuato, Michoacana, Estado de México, Jalisco, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Coahuila, Durango, y Chihuahua que según la historia, fueron los estados donde el cura Hidalgo pasó con su Ejército Insurgente que inició en Dolores Hidalgo, con el Grito de Independencia.

Cabe mencionar que las manos artesanas encargadas de diseñar y dar forma a las cabezas de águila fueron de los artistas guanajuatenses Tomás y José Chávez Morado, ambos oriundos de la ciudad de Silao, los dos se dedicaron al arte y la enseñanza, esto de acuerdo al historiador Juan Carlos Esparza.

Las estelas fueron fabricadas en el departamento de Artesanías del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). La cabeza está montada sobre un pedestal de cantera en forma de trapecio de 1.50 metros de base, 2.40 de altura y remata con 70 cm en la parte superior

Actualmente a lo largo de la ruta es notorio el paso del tiempo, pero más el descuido de las cabezas de águila, que en muchos estados ya no existen o en su último caso están guardadas porque en el espacio que ocupaban hubo actualización o ampliación de los espacios y ya no se les buscó un lugar contiguo para seguir plasmando con su presencia física la Ruta de Hidalgo.