El desabasto de agua en el norte de México se extiende a Hermosillo, donde entre cacerolazos piden soluciones y control a concesiones

Staff Correo

Sonora.- Mientras en Monterrey una fuga de acueducto agudiza la falta de agua, en Hermosillo también claman por este derecho. Desde hace algunas semanas, la zona del norte de México reporta baja presión y desabasto de agua durante el día.

Desde el 31 de mayo, el Monitor de Sequía de la Conagua advertía como zonas con sequías de severas a extremas los estados Baja California a Tamaulipas. Las altas temperaturas (arriba de los 40°C) se sumarían a las acusaciones de los ciudadanos por mala distribución.

Lee también: Conagua obligaría a Heineken a entregar agua que no usa, adelanta Samuel

Pero en los últimos días se habría intensificado no sólo en Nuevo León, ahora también en Hermosillo, Sonora. Así, entre cacerolazos y al grito de “¡queremos agua!”, los ciudadanos exigían al gobierno de Alfonso Durazo traer agua del Acueducto Independencia.

Sequía en Guanajuato

Al respecto, la Comisión Estatal del Agua y el gobernador anunciaron la inversión de 31 millones de dólares en obras de agua potable y la construcción de una desaladora. No obstante, los manifestantes también exigieron control a ejidos agrícolas, agro-industrias e inmobiliarias que acaparan más de 500 mil m3/año.

Y es que en esta zona se habla de más de 100 concesiones, según REPDA, Conagua,  para empresas que van desde Cemex, E-pura,  o viñedos. Incluso en Ciudad Obregón se instaló la cervecera Constellation Brands que se bebería unos 20 millones de metros cúbicos anuales, según denuncian habitantes.

Actualmente, en el 68% del territorio de Sonora hay sequía severa y en el 27% restante, ya es extrema. A nivel nacional, en Sonora se presenta la mayor vulnerabilidad de 82 mil 905 hectáreas de cultivo. Luego que dos presas agrícolas están en 0% de almacenamiento y una en 1.1%.

Se intensifica desabasto de agua en el norte de México: caso Monterrey

Heineken en Nuevo León deberá entregar agua concesionada: Samuel

Desde finales de marzo, Monterrey ha tenido que utilizar el tandeo de agua en casas y escuelas, ha escarbado nuevos pozos, reparado fugas y clausurado tomas clandestinas. Ello, ante el desabasto de agua que se agudiza en la zona metropolitana, ahora más ante una fuga en el acueducto El Cuchillo.

Aunque no sea potable, las familias salen a la caza de pipas para abastecerse y utilizarla para lavar la ropa o en la limpieza doméstica. Así, en distintas colonias hay quienes llevan tambos, garrafones y botes para acarrear agua de pozos someros. Pese a que se desconoce si su calidad es apta para consumo doméstico.

Lee más: Sequía pone en riesgo cultivos de frijol, maíz y garbanzo en Guanajuato: CNC

Otros tantos, buscan agua en supermercados y tiendas de conveniencia para tomar, cocinar y bañarse, pero esta también es escasa.

A modo de protesta, hay quienes llaman a ‘baño masivo’ en el paseo del río Santa Lucía. Esto, ante el desabasto de agua en el norte para el aseo diario.

De acuerdo con el Observatorio de Sustentabilidad de Nuevo León, el estado cuenta con tres presas importantes por su capacidad de almacenamiento. Estas son ‘La Boca’, ‘Cerro Prieto’ y ‘El Cuchillo’. Sin embargo, sólo la última tiene un 45% de su capacidad, mientras que las otras dos apenas alcanzan el 2 y 8%, respectivamente.

Te puede interesar:

https://t.me/periodico_correo

ac