Agencias

Florida.- Los equipos de rescate continúan su búsqueda de sobrevivientes entre los escombros de un edificio residencial cerca de Miami tres días después de su espectacular derrumbe, que dejó cinco muertos y 156 desaparecidos, según el último balance.

“Hoy nuestros equipos de búsqueda y rescate han encontrado otro cuerpo entre los escombros y, además, nuestra búsqueda ha revelado algunos restos humanos”, dijo la alcaldesa del condado de MiamiDade, Daniella Levine Cava.

Las operaciones de búsqueda enfrentan dificultades debido a un incendio que se declaró en el edificio de 12 pisos, llamado Champlain Towers, que se vino parcialmente abajo en la madrugada del jueves. Los bomberos no han podido localizar el foco del fuego en esa zona situada frente al mar.

El humo se propaga a través de los escombros, lo que hace inaccesibles algunas áreas de búsqueda, según la alcaldesa.

Una de las víctimas es Stacie Fang, madre de un adolescente de 15 años rescatado el jueves de entre los escombros. Según el Miami Herald, la mujer falleció en el hospital.

Casi un tercio de los desaparecidos son extranjeros: nueve son argentinos, seis paraguayos –entre los que se encuentra la hermana de la primera dama de ese país-, tres uruguayos y al menos cuatro canadienses, según las autoridades.

Las familias, cada vez más frustradas, se impacientan y temen que la elevada cifra de desaparecidos haga subir el número de muertos.

Algunos familiares de las víctimas critican las operaciones de rescate y comienzan a perder las esperanzas.

“Ni un solo socorrista ha intentado retirar los escombros, poco a poco, incluso a mano, sin una máquina, para evacuar a la gente”, aseguró Maurice Wachsmann.

Su mejor amigo y otro conocido suyo se encuentran desaparecidos.

“El amigo de mi madre está allí (bajo los escombros). Queremos tener esperanza pero tenemos que ser realistas. El siguiente paso es estar al lado de las familias y averiguar por qué ocurrió esto”, dijo Mark, de 55 años, sin dar su apellido.

Cerca del lugar se alzó un monumento con velas, flores y unas 40 fotos de los desaparecidos.

Daños estructurales

Las interrogantes sobre las causas del derrumbe se han multiplicado y la investigación probablemente durará meses.

Sin embargo, un informe de 2018 sobre el estado del edificio dio cuenta de “daños estructurales importantes” y “grietas” en el sótano, según documentos publicados la el viernes por la ciudad de Surfside.

“La impermeabilización bajo el borde de la piscina y la vía de acceso para vehículos (…) superó su vida útil y por lo tanto debe ser removida y reemplazada por completo”, señaló en el informe el experto Frank Morabito, titular de Morabito Consultores. “Si no se reemplaza la impermeabilización en el futuro cercano el grado de deterioro del concreto se expandirá exponencialmente”, señala el estudio, que no menciona el riesgo de derrumbe aunque insta a realizar reparaciones para mantener la “integridad estructural”.

Hasta ahora, la atención se había centrado especialmente en un informe de 2020 que revelaba que el edificio había sufrido un hundimiento a un ritmo de unos 2 milímetros por año entre 1993 y 1999.

Shimon Wdowinski, uno de los autores del estudio y profesor de la Universidad Internacional de Florida (FIU), dijo a CNN que no sabía “si el colapso era previsible”.