Gilberto Navarro

Guanajuato.- La zona del derrumbe en el Camino Antiguo a Marfil no está dentro del derecho de vía de la carretera estatal, por lo que tendría que ser reparado con recursos municipales, declaró el director de Obra Pública Héctor Morales.

Un tramo de unos 70 metros de este camino histórico se derrumbó debido a la crecida del Río Guanajuato tras las fuertes lluvias de las últimas semanas.

En declaraciones anteriores, tanto el alcalde Alejandro Navarro, como el director de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Juan Carlos Delgado Zarate, afirmaron que buscarían el apoyo del Estado para reparar los daños, ya que son colindantes con la carretera a Marfil conocida como “Las Curvas Peligrosas”.

Fotos: Gilberto Navarro

Sin embargo, el titular de Obra Pública, Héctor Morales informó que, dentro de las primeras mediciones, se encontró que la zona del derrumbe no se encuentra dentro del derecho de vía de la carretera de jurisdicción estatal.

“Tal parece que no entra en el derecho de vía, no alcanza este derecho, aún no lo acabamos de conciliar, en caso de que no entre seguramente tendrá que ser una atención meramente municipal, si entra, tendrá que ser estatal y esa parte estamos tratando de definirla con la SICOM”.

El funcionario sostuvo que los daños en el camino no ponen en riesgo la estabilidad de la carretera, que es una de las más transitadas de la capital.

Explicó que la base de la carretera se encuentra sostenida por un muro de piedra que evita el derrumbe.

“Son dos estructuras diferentes, sí existe un deslave, pero solo del Camino Antiguo a Marfil, se construyeron muros de gaviones y eso ha estabilizado en las curvas, no hay riesgo de que se afecte por el tema del muro que se derrumbó, no hay de que preocuparse”.

El costo de la reparación del Camino Antiguo a Marfil se ha estimado en unos tres millones de pesos.

MD