Agencias

Ecuador.- Con poco más del 80% de los sufragios válidos, el exbanquero de derecha Guillermo Lasso sacaba una sólida ventaja al candidato Andrés Arauz, delfín del expresidente Rafael Correa (2007-2017), en el balotaje presidencial para elegir al sucesor de Lenín Moreno desde mayo.

De acuerdo con cifras del Consejo Electoral, que llegan a 84.85% de los sufragios escrutados, Lasso sumaba 52.73% y el el joven izquierdista Andrés Arauz 47.27%.

El analista Jorge Ortiz, explicó que la diferencia entre Lasso y Arauz fue muy significativa “en experiencia, trayectoria, propuesta, en realizaciones. Arauz posiblemente es un buen hombre, hasta puede ser un buen prospecto político, pero no tiene ni un solo mérito: fue elegido a dedo por Correa, pero no por trayectoria, no por rumbo, por solidez. Lasso fue un candidato más asentado, que conoce más los problemas del país y que está dispuesto a solucionarlos pragmáticamente; ahí la diferencia esencial”.

El balotaje cerró ayer tras una jornada sin mayores inconvenientes en el proceso, pero en medio de fuertes medidas sanitarias debido a un sostenido repunte de la pandemia de coronavirus que ha causado severas restricciones en ocho de las 24 provincias del país.

Al final de la jornada, redes de televisión como Ecuavisa y TC Televisión revelaron encuestas a boca de urna con resultados contrapuestos en los que, por ejemplo, la firma Cedatos-Gallup dio como ganador a Lasso con 53.24% frente a Arauz, con 46.76%, mientras que la empresa Clima Social aseguró que hay un empate técnico y declinó revelar cifras aduciendo que su margen de error es inferior al 1.5 puntos porcentuales.

Lasso guardó prudencial silencio tras los primeros datos extraoficiales y oficiales, mientras que Arauz, en su sede de campaña, arengaba a sus seguidores micrófono en mano tras la revelación de las encuestas de los medios.

Arauz, economista de 37 años, encabezó la primera ronda de votaciones con más del 32% con base al caudal de votos de los simpatizantes de Correa. De alzarse con la victoria, se convertiría en el mandatario más joven de Latinoamérica, mientras Lasso va por un triunfo que se le escapó en las elecciones en 2013 y 2017.

El ganador de las elecciones de ayer reemplazará en el cargo al mandatario Lenín Moreno, desde el 24 de mayo de este año, por un periodo de cuatro años.

Aunque lleva fuera de Ecuador en los últimos cuatro años, Rafafael Correa es la figura central de esta contienda.

LC