María Espino

Guanajuato.- Cinco ejemplares de árbol Ficus Benjamina, jóvenes y sanos, fueron talados en Paseo de la Presa frente a una finca en construcción, cerca de la parada del transporte público por la zona conocida como ‘el cambio’.

La tala de los ejemplares despertó enojo entre vecinos y otros ciudadanos que recriminaron la afectación ambiental e incluso reportaron el daño a la Policía Ambiental.

Aunque el hecho sucedió a temprana hora del lunes, elementos de la Policía Ecológica acudieron como a las 18:00 horas para inspeccionar y tratar de averiguar lo sucedido. No obstante, no lograron obtener mucha información y nada pudieron hacer ya que en la casa frente a la zona sólo había una persona que dijo ser el velador y aseveró no saber lo que había pasado.

Foto: María Espino

Se supo que fue entre 9:00 y 10:00 de la mañana de este lunes cuando un grupo de trabajadores llegó a la zona y, con uso de herramientas especiales, acabaron con los árboles dejando sólo la parte del tronco pegado a la raíz.

“Para el mediodía los cinco ejemplares habían desaparecido”, narró molesta una vecina que prefirió omitir su nombre y que aseguró haber visto cuando comenzaron con la tala, pero pensó que los estaban podando pues mencionó que “ya estaban muy crecidos” y apuntó que si les hacía falta el mantenimiento. Sin embargo, a su regreso ya los habían cortado totalmente, por lo que pidió sancionar la acción “aunque el dueño de la finca tenga mucho dinero“.

Ante la ausencia de los cinco ejemplares, algunas personas fueron a la finca a reclamar a los empleados de la obra, pero estos argumentaron no saber del tema y mencionaron que fue una empresa externa dedicada a poda y tala de árboles los responsables.

Uno de los obreros de la finca señalada dijo desconocer quién contrató a los podadores, así como si existía un permiso para cortar los árboles; pues dijeron que a ellos únicamente les informaron para qué estaban ahí: “cortaron los árboles, levantaron los ejemplares afectados tumbados, limpiaron la zona y se fueron”.

Reparar el daño

El área en donde estaban los árboles se trata de la parte frontal de una finca que desde hace meses es rehabilitada y que, de acuerdo a vecinos de la zona, será un hotel, lo que consideran la razón para cortar los árboles pues así no taparán la fachada.

La situación fue reprobada por habitantes de Paseo de la Presa y otros ciudadanos que, a través de redes sociales, reprocharon el daño ocasionado, pues consideraron que no afectaban. En este sentido, exigieron a las autoridades municipales —en particular a la dirección de Medio Ambiente— dar una explicación, fincar responsabilidades y reparar el daño.

Por su parte, el colectivo ecologista ‘Colibríes de Guanajuato’ también se pronunció en contra del hecho y exhortaron a los ciudadanos a llevar algún ejemplar endémico: garambullo, nopal o mezquite; además palas, picos y hasta cubetas, para replantar en el lugar.

Foto: María Espino

Sí había permiso: Medio Ambiente

Foto: Gilberto Navarro

Más tarde, el director de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, Juan Carlos Delgado Zárate, justificó que existe un permiso para la tala de los cinco árboles en Paseo de la Presa y se repusieron con 50 de otras especies que ya están en poder del gobierno municipal.

Delgado Zárate señaló que esta tala se hizo como parte de los trabajos de restauración de una casona catalogada y justificó que la especie ficus tiene un crecimiento de las raíces que levanta el pavimento y el concreto de la banqueta.

“Se da la situación que estos árboles levantan las banquetas y afectan los muros, se hace un dictamen por parte de Ecología y de Protección Civil del daño que están causando o que pueden causar —tanto en las banquetas como en el drenaje— y con esos elementos autorizamos la tala”

Dijo que el costo del permiso fue de mil 600 pesos, además de la compensación del daño ecológico que está calificada en 10 árboles de metro y medio por cada uno de los arboles adultos que se talaron.

“Ellos deben de ingresar al municipio 50 árboles por los ficus que se talaron, los que ya están en la deportiva Arnulfo Vázquez Nieto y quedan pendientes 50 especies de ornato que deben de ser entregadas porque ese es el compromiso”.

Además, tendrán que construir dos jardineras con especies de ornato.

Finalmente dijo que no se trataba de árboles históricos y se pueden recuperar con las especies que donaron los dueños del inmueble.

ac