María Espino

Guanajuato.- Maestras del Centro de Desarrollo Infantil (CDI) del DIF Estatal, ubicado en Paseo de la Presa en Guanajuato capital, se dijeron indignadas y calificaron de injusto e incongruente el cierre del servicio pues resaltaron que DIF está para ayudar a las familias guanajuatenses y en este caso está perjudicando a casi 400 familias.

“DIF es el que lucha por las familias, el que lucha por los niños y ¿en dónde está su Ley? Somos madres de familia, somos personas solteras algunas, somos personas que trabajamos y sabemos luchar. Estamos molestas, estamos indignadas  (…)  que ironía DIF defiendes familias, ¿DIF estas para ayudar a las familias de quien, de Sinhué?, ¿de ellos a los que les convenga? Porque con la mano en la cintura destruyen a estas familias que estamos aquí, con la mano en la cintura nos dicen adiós”.

Así lo expresó una de las docentes afectadas, quien por temor a represalias solicitó no hacer pública su identidad y que, con lágrimas en los ojos cuestionó, el eslogan que llevan en su uniforme de trabajo ‘Familias con Grandeza’.

Además, expresó que el futuro para ella y sus compañeros es incierto, ya que no cuentan con otra fuente de ingreso y, en medio de la pandemia de Covid-19 que se vive, les resulta difícil conseguir trabajo, pues señaló que el dinero de la liquidación que recibirán no les durará mucho tiempo.

Y es que la maestra, en representación de las otras profesoras perjudicadas, aseguró que ninguna de las 80 personas despedidas ha sido reubicada a otra área. Aseveró que únicamente los que recibieron este beneficio son el contador del CDI y la directora general. De ésta última mencionaron que no les ha’ dado la cara’ para explicar la situación, al igual que hasta el momento ningún directivo del DIF se ha hecho responsable de explicar lo que está sucediendo.

También criticaron que no los han liquidado conforme a la ley. Fotos: Carlos Ontiveros

“Estamos muy inconformes. Dijeron que reubicaron a mitad del personal eso es mentira, a nadie nos han reubicado. Hay compañeras embarazadas, hay compañeras con enfermedades degenerativas, hay personas de tercera edad y a nadie se ha reubicado. Nos acabamos de enterar que al único que se ha reubicado es al contador”.

La profesora, con lágrimas en los ojos, expresó que el despido masivo resulta muy lamentable, ya que entre los desempleados hay gente con más de 20 años laborando en este lugar; madres que son las responsables de sus hogares, embarazadas, hombres y mujeres de edad avanzada, algunos con enfermedades, a los que les será mucho más difícil conseguir otro empleo y más considerando que la pandemia continua.

Dijo que les dieron de plazo esta semana para sacar sus pertenencias y a más tardar el viernes desalojar el inmueble. “Estamos en nuestros salones recogiendo nuestras pertenencias porque esa es la indicación que nos dieron”.

No hay liquidación conforme a Ley

Comentó que la liquidación que han entregado a algunos de los despedidos no es la que marca la Ley de acuerdo a la antigüedad que tenían, además de que no les están considerando un salario profesional y el finiquito es basado en el salario mínimo, esto contrario a lo que DIF estatal emitió en un comunicado sobre el cierre del CDI y las liquidaciones a empleados en donde aseguran que es conforme a Ley.

“Ellos dicen que nos liquidaron conforme a derecho, fue muy poquito los finiquitos que nos dieron a cada quien. No nos obligaron a firmar (el despido) en el momento que nos despiden, nosotros nos ponemos a pensar que vamos a hacer con nuestra vida. Estamos en shock, no hemos asimilado aún que esto se va a cerrar. Estoy devastada”.

Finalmente, comentó que buscaran asesoría legal para saber de qué manera proceder pues también dijo que el personal afectado tiene miedo de alzar la voz y que haya algún tipo de represarías, pues dijo que podrían quedar boletinados y quedar inhabilitados para trabajar en gobierno del estado. Incluso apuntaron que, para cortar todo vínculo, les han pedido entregar los uniformes que ya les habían dado.

EZM