Ana Lilia Ojeda

San Francisco del Rincón.- Una ciudadana denunció cobros irregulares de Comisión Federal de Electricidad (CFE) además de falta de seguimiento de autoridades que eviten reuniones en temporada de Covid-19, pues hay un lugar donde cada semana organizan fiestas, y el recibo llegó de 50 pesos, y para las casas vecinas no baja de mil pesos.

Señaló que en una de las privadas de prolongación Matamoros y Villas Florencia, frente a la Central Camionera del bulevar Aquiles Serdán, cada fin de semana organizan karaoke, tienen luces, se reúnen por largas horas en la madrugada, tienen el sonido a altos decibles, además de provocar que los vecinos no puedan dormir.

María N. indicó que recién recibieron los recibos de luz, y a todos los habitantes de la zona el cobro les llegó de entre 800 y más de mil pesos, pero la sorpresa que se llevaron fue que aquellos que no dejan de tener reuniones masivas -a pesar de estar prohibido por el tiempo de pandemia del Covid-19-, el cobro por servicio de energía eléctrica les llegó de 50 pesos.

“Convendría a CFE hacer mejores revisiones en el consumo de luz, porque hay gente muy marginada a quien no le llegan los recibos ni por equivocación con esos cobros, y cuando emiten los recibos por pura lógica podrían hacer una segunda revisión, porque no cuadra que unos recibos estén tan elevados y uno tan bajo, cuando es una casa habitada”, insistió.

María N. consideró que en la actualidad se puede estar consumiendo más energía eléctrica en la casa, “pero no es justo que quienes están incumpliendo en todo, tengan hasta atención especial en lugar de pagar todo lo consumido”, afirmó.