María Espino
Guanajuato.-
Habitantes de San José Iturbide, representantes de 12 comunidades rurales de este municipio, acudieron a Palacio de Gobierno en busca del gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo para pedirle les ayude a detener el daño que se pretende hacer en una reserva ecológica que abarca 25 hectáreas de las que señalaron se pretende tomar 7 para edificar una universidad.

José Noel López Andrade, delegado del poblado rural Cerrito de la Loma, dijo que es en esta comunidad en donde se proyecta talar 3 hectáreas de árboles, dañando la zona y afectando a las especies animales que ahí habitan.

“No estamos en contra de la universidad, es un plantel educativo, aquí nos estamos manifestando porque hay formas y otros lugares, incluso hay gente que se ha acercado a nosotros para donar una propiedad, nos han dicho que no necesariamente hay que talar una reserva ecológica; a un lado de nosotros está el parque Opción, ellos nos dicen que con las medidas correspondientes y con las peticiones necesarias están dispuestos a donar esa propiedad, pero no vemos respuesta y no nos hacen caso (las autoridades)”.

López dijo saber que el proyecto contempla abarcar en total 7 hectáreas, por lo que en una segunda etapa se afectarían otras 3 con el impacto ecológico-ambiental que eso implica, ya que talarían los árboles que ahí se localizan y con ello destruir el hábitat de los animales.

“Tenemos unas 25-27 hectáreas de reserva ecológica, si nos quitan 7 ¿a dónde vamos a ir a parar? No se nos hace justo, habiendo las formas de hacer las cosas de diferente manera, sin perjudicar y que todos salgamos beneficiados. Aquí lo que más se está perjudicando es los Coyotes, Zorra y Gato montés; si les talamos lo poco que les queda ¿qué va a pasar con ellos?, no es justo”.

Señaló que al no ver respuesta de parte de las autoridades municipales de San José Iturbide fue que tomaron la decisión de que un grupo representativo de todos los inconformes acudiera a la capital guanajuatense en busca del Ejecutivo Estatal, con el objetivo de hacerle saber la molestia y pedir ayuda para que no se afecte la reserva ecológica.

“La petición es que nos apoye y al final de cuentas que no dejen que el municipio tale una reserva ecológica, que nos echen la mano porque nosotros no tenemos la autoridad, la forma de hacerlos entender para que no hagan este ecocidio”.

Los manifestantes fueron atendidos por asesores de Gobierno del Estado a quienes entregaron el pliego petitorio y con quienes acordaron que en próximos días tendrían una respuesta.

MD