Gilberto Navarro

Guanajuato.- Choferes del servicio de reparto de las farmacias del Instituto de Seguridad Social del Estado de Guanajuato (ISSEG), denunciaron que desde hace meses trabajan con temor debido a la ola de robos armados que han sufrido en las rutas que recorren para surtir los medicamentos.  Además, derivado de la pandemia, sus jornadas laborales se han alargado, ya que se ha incrementado la demanda de productos y muchos trabajadores, fueron puestos a resguardo por tratarse de población de riesgo. 

Mediante una denuncia anónima a correo, un chofer del ISSEG, encargado de la distribución de los diversos productos que surten las farmacias, denunció las condiciones en las que trabajan y el riesgo a los que se exponen como accidentes, pero principalmente a los robos con violencia de los cuales ya han sufrido varios. 

Al peligro en las carreteras, se suman las largas jornadas de trabajo que tienen que desarrollar los 36 choferes y empleados del Centro de Distribución, ubicado en Puerto Interior.  Y es que, según acusó, desde marzo, se mandaron a resguardo varios empleados por sufrir alguna enfermedad que los coloca como situación de riesgo, además de los que se encuentran en cuarentena por haberse contagiado de Covid, enfermedad que han contraído al menos seis de sus compañeros. 

Por lo anterior, desde hace más de 15 días, entregaron a los directores de logística y reparto, un pliego petitorio, en el que piden aumento de nivel tabular del 1 al 4, ya que el nivel bajo el que cotizan actualmente, representa un sueldo de alrededor de 3 mil 200 pesos a la quincena, incluso, este nivel tabular ya se eliminó en el gobierno del estado, además de un incremento en la póliza de seguro de vida, que actualmente oscila en los 60 mil pesos en caso de fallecimiento. 

Sin embargo, estas peticiones no han sido escuchadas.

LC