María Espino

Guanajuato.- Habitantes de comunidades aledañas al Cerro del Sombrero, ubicado en el ejido del Zangarro cerca de la presa la Purísima, denunciaron el cierre del camino que por años ha sido paso público y que fue impedido con una puerta de rejas por uno de los habitantes de la zona que asegura los terrenos por donde pasa el acceso son de su propiedad, sin embargo ciudadanos aseguran que siempre ha sido paso libre y público.

Ignacio Piña, habitante de la zona, dijo que él lleva viviendo uso 15 años por el rumbo y siempre había pasado por ese camino sin problema.

Precisó que apenas este jueves se percató de que habían puesto una reja en la que también colocaron un letrero que dice “Propiedad privada, no pase”, lo que obliga la gente que suele transitar por el rumbo a rodear por un camino más alejado y en malas condiciones.

Por ello hizo un llamado a las autoridades de gobierno municipal para que revisen el caso y ayuden a los pobladores para que el camino se reabra ya que es de uso común de mucha gente que lo transita ya sea en sus carros particulares o caminando.

Es camino público y se debe reabrir

Al respecto, el director de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial Juan Carlos Delgado Zárate aseguró que efectivamente se trata de un camino de acceso público y que debe reabrirse nuevamente, incluso recordó que hace 10 años se libró un pleito legal por la misma situación, ya que si tener permiso habían cerrado el paso pero fue reabierto luego de que un juez analizó el asunto determinó que es de dominio público favoreciendo la denuncia que en su momento interpuso el Sistema Municipal del Agua en la capital (SIMAPAG).

“Esa reja tendrá unas tres semanas que fue colocada; vecinos de Ciénega del Pedregal, de Cajones y vecinos también de las inmediaciones de la Presa de la Purísima lo han denunciado. Es un camino que ya en algún otro momento se bloqueó, hará unos 10 años, pero es el paso para la batería de pozos del SIMAPAG en esa zona de modo que en otro momento se entabló un juicio legal y el resultado fue en favor del SIMPAG”.

Zárate explicó que desde hace tres semanas que en la direcciona su cargo supieron que habían cerrado este acceso y en conjunto con el área legal del SIMAPAG ya hicieron los requirentes pertinentes para que los responsables de haber cerrado el camino lo reabran, de lo contrario esta acción se tomará como una reincidencia y de ser necesario se llegará a los juzgados para lograr se reabra.

“No tenemos  hasta este momento alguien con nombre y apellido que pudiera responsabilizarse de esa acción pero corrido todo el proceso que tenemos que hacer al respecto el camino tendrá que ser reabierto; estimaría que en unos  ocho días más deberá ser reabierto (…) es una reincidencia entonces no descarto que tengamos que ir nuevamente a juzgados, no sé qué vaya a parar pero el camino debe estar reabierto”.