María Espino

Guanajuato.- Los casos de maltrato animal en la ciudad permanecen sin castigo debido al desinterés de las autoridades en el tema de protección a los animales.

Así lo consideró Eduardo Rodríguez, vocero de las asociaciones animalistas de la capital, al referirse a que los casos de maltrato y crueldad en contra de animales permanecen impunes y sin respuesta de los órganos encargados tanto de procurar justicia como de generar políticas públicas de prevención y cuidado a los animales.

Eduardo Rodríguez ejemplifica lo anterior con el caso de los patos muertos en la Presa de la Olla de los que los animalistas sospechan fueron envenenados. Además, ya pasaron semanas y no se ha dado a conocer la causa de la muerte, pese a que se dijo que se les practicaría una autopsia.

“Estamos desconcertados porque están pasando cosas más frecuentes de ese tipo y como grupos animalistas no podemos dejar pasar, sabemos que a veces por la naturaleza puede morir una familia de patos, pero estos fueron envenenados”.

De la misma manera dijo que en el caso de la fosa clandestina en que varios perros fueron asesinados en un predio a espaldas del Congreso del Estado, ya pasaron meses y no se han presentado avances en las investigaciones.

Esto, según dijo el activista, es una muestra del desinterés de las autoridades para castigar a los responsables y en proteger a los animales.

“Queremos ver resultados, estamos cansados, como sociedad debemos exigir a las autoridades que nos den resultados, sabemos que hay otras cosas que atender, pero esto puede crecer a otra cosa y puede brincar a cuestiones humanas, merecen atención y seriedad”.

También en León buscan mayores sanciones

Debido al incremento en los últimos cuatro años del maltrato animal en Guanajuato, activistas de la entidad buscan una modificación a la ley aprobada recientemente para castigar a quienes maten, hieran o mutilen animales.

Angélica Ramírez Villafaña, abogada y partícipe activa en temas legislativos de la Unión de Rescatistas Independientes (URI), comentó que la Ley de los Seres Sintientes a nivel nacional fue un proyecto que nació en el 2018 por la ola de violencia a todos los seres vulnerables, desde los animales en abandono (calle), en los Centros de Control Caninos, y de los que tienen dueño.

En Guanajuato por maltrato las multas son de 60 a 300 días, y al que dolosamente cause la muerte de un animal vertebrado se le impondrá de seis años a dos años de prisión; “pero aunque exista una sanción privativa es menor a la media, el agresor no va a pisar la cárcel y puede pagar su multa y va quedar libre y no tendrá antecedentes penales”, dijo.

EZM