Ana Lilia Ojeda

San Francisco del Rincón.- Habitantes de la comunidad de La estación en San Francisco del Rincón, denuncian presencia de aguas negras corriendo por el arroyo a donde se supone sólo deben verter aguas tratadas de la Planta de Tratamiento de Purísima del Rincón que se encuentra al costado.

Dicha Planta de Tratamiento se inauguró hace unos meses en evento de autoridades estatales y municipales de Purísima, pero al parecer apenas está en estabilización, su funcionamiento se supone regularía las descargas de zonas habitacionales de Rincones de la Pradera, Cañada de So-tos y Lomas de Buena Vista, además de recibir el agua de drenaje de La Estación, misma que quedó conectada con inversión de recursos del Fondo Metropolitano.

Hace 2 años atrás en la comunidad hubo 7 brotes de hepatitis, y las familias temen que vuelva a suceder el mismo problema, porque hay varias personas que viven a la orilla o al lado del arroyo y están expuestas al olor nauseabundo todo el día. Ya se había retirado el problema, pero de nueva cuenta empezaron a verter aguas negras, el agua es color grisaceo a blanco, tiene aspecto pesado y huele intensamente.

Del olor nauseabundo se quejan las vecinas, pero en ocasiones igual penetra a toda la comunidad La Estación, cuando hace calor o viento.

Ma. del Rosario Muñoz Sánchez, delegada de la comunidad de La Estación, ratificó que cuando denunció esta misma problemática hace 2 años las autoridades de San Francisco atendieron y remediaron, acudió Jurisdicción Sanitaria a instalar cerco sanitario por los enfermos, y ahora eperarían que se resuleva el problema porque ahora las familias no pueden dormir con ese olor que les está causando vómito, dolor de estómago y diarrea.

En Silao también se inundan de aguas negras

Lo que comenzó como un proyecto para deshacerse de los residuos sanitarios de las comunidades La Chiripa y Guadalupe de Ramales, muy cerca de La Aldea, hoy mantiene bajo aguas negras a al menos una hectárea de cultivos de grano en el municipio de Silao, debido a que la planta tratadora fue abandonada por las autoridades.

Al recorrer el lugar se puede constatar que las fétidas aguas se desbordan y que invaden las oficinas y el barbecho. El equipamiento está averiado y la edificación mal levantada.

Los dueños de los terrenos denunciaron el estado en que se encuentra las tierras de cultivo alrededor de la planta tratadora de aguas residuales y que acusaron, fue abandonada por las autoridades.

EZM