Roberto Lira

Celaya.- La Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) ha tenido una actuación tibia en cuanto a las sanciones a las empresas contaminantes en el municipio. Sin embargo, la participación de las empresas en el cuidado del medio ambiente debe ser más efectiva, comentó el regidor Uriel Agustín Pineda Soto, presidente de la Comisión de Medio Ambiente en el ayuntamiento de Celaya.

De las 121 multas aplicadas por la PAOT a empresas durante 2019 y 2020, sólo en 11 casos se realizó el pago de la sanción. Entre los 110 restantes destaca Bachoco en Celaya con tres infracciones que no han sido cubiertas. 

El año pasado la empresa recibió una multa de 17 mil 376 pesos por efectuar emisiones a la atmósfera sin licencia ambiental de funcionamiento e inadecuado manejo de residuos, en su planta de Celaya, además tiene dos multas más del año 2019, una por 33 mil 796 pesos y otra por 16 mil 898. 

Al respecto el presidente de la Comisión de Medio Ambiente enfatizo que en Celaya desde hace varios años se sufre por malos olores generados por empresas ubicadas principalmente en la zona poniente y aunque la PAOT tiene todos los elementos y la normativa para hacer valer estas sanciones, se ha tenido un manejo tibio de esta situación.

“Aquí se ha visto con esa tibieza la pare de la PAOT por que tiene la evidencia, tiene las quejas, tiene las denuncias como tal y cuenta con la estructura y personal para poder llevar a cabo las verificaciones y de sancionar a las empresas”, señaló el edil. 

Asimismo, mencionó que se tiene una carpeta de más de 17 denuncias y quejas que se han hecho llegar a la PAOT desde el año 2016 principalmente en el tema de los malos olores y a la fecha es una problemática que se sigue presentando en el municipio. 

“Sí es un tema del orden estatal, le corresponde a la PAOT llamar a estas empresas y ver el cumplimiento de la normatividad; más allá de la imposición de la multa, se debe velar por la salud de toda la sociedad, ciertamente los impactos en el orden ambiental se ven reflejados al cabo de los meses, tanto en la salud del ser humano como en la repercusión de las diferentes poblaciones silvestres”, comentó Pineda Soto. 

De la misma manera, el regidor hizo un llamado al sector empresarial a cumplir con la normativa y mejorar sus procesos. 

“Hay algunas empresas que sí han hecho algunos esfuerzos en su infraestructura, en sus procesos, pero que también hay otras que se han visto probablemente beneficiadas de que se sataniza a una, pero hay otras empresas del giro de alimentos que no han acatado la modalidad intervenir sus procesos para disminuir la generación de los malos olores. 

No es exclusivo de un área de un rastro avícola, también se ha detectado a otras empresas del giro de alimentos sazonadores para los alimentos chatarra”, señaló el edil.