Denuncian a funcionario de rastro municipal por prepotencia y lesiones a tránsito

Foto: Especial

Fernando Arroyo Rojas presuntamente fue detenido y canalizado al C4 en donde se le detectó estar alcoholizado, sin embargo fue liberado poco después sin ninguna multa, afirmó el elemento afectado

Eugenia Rojas

Salamanca.- Fernando Arroyo Rojas, funcionario de Rastro municipal, en estado de ebriedad, lesionó a un elemento de Movilidad, Tránsito y Transporte hace una semana, en la calle Juárez, cuando le iban a quitar la placa. Amenazas e insultos fueron proferidos con prepotencia y ejercidos contra los elementos de Tránsito, porteriormente el presunto se dio a la fuga pero fue alcanzado y llevado al Centro de Comando, Control, Comunicación y Cómputo (C4), donde se comprobó mediante examen médico el nivel de alcohol en la sangre. Minutos después se le permitió salir.

Los hechos se registraron este viernes a las 20:30 horas, en la calle Juárez, cuando un elemento de Movilidad y Tránsito invitó a Francisco Arroyo Rojas, presunto funcionario del rastro municipal,  a moverse de la zona de descenso, lo que enfureció al hombre y profirió insultos y amenazas al elemento, por lo que llegó un segundo oficial para movilizar el vehículo Chevy color vino, con placas del Estado de Guanajuato, que conducía el trabajador del rastro municipal.

Los elementos de tránsito están plenamente identificados, pero para evitar represalias, no se mencionan sus nombres.

Según se narra, el segundo elemento pidió al funcionario “que se moviera, que era un sitio prohibido estacionarse en la Juárez y me dijo, ni me vengas a mover ca…on porque ni me voy a mover. Le dije que le iba a recoger la placa y me contestó, ¡Quítasela que al cabo me la van a entregar a mi sin pagar; le dije, pues que te la entreguen y me fui para la parte trasera del vehículo, estaba agachado para quitar la placa; llegó un segundo vehículo (zona de descenso) y fue cuando me aventó el carro en dos ocasiones, por lo que quedé prensado de las rodillas”.

El oficial añadió que ya habían solicitado apoyo de la unidad vial, “y huyó del sitio después de aventarme el carro, por lo que lo siguieron y detuvieron a unos metros, en la calle Tomasa Estévez”.

Refirió que Elementos del Mando Único tuvieron conocimiento de los hechos y Francisco Arroyo Rojas fue remitido a C4 donde el médico le practicó un examen de alcohol en la sangren, dando el tercer grado de ebriedad.

“Después me enteré que había salido sin pagar multa por conducir en estado de ebriedad, ni por la agresión que sufrí y los insultos proferidos contra mí y el otro elemento de tránsito”, indicó.

Para finalizar dijo que el doctor de C4 lo examinó, y dijo que solo había sido una lesión leve en las rodillas, de la cual aún presenta piel amoratada en la rodilla izquierda.

RC