Denuncia policía golpes de su jefe inmediato

El oficial Omar (derecha) denuncia a Adán López (izquierda). Foto: Especial

Un agente de tránsito en el municipio de Apaseo El Grande fue amedrentado por su jefe, quien es el coordinador de la dependencia donde laboraba, al ser descubierto mientras grababa su despido con su celular

Daniel Moreno 

Apaseo el Grande.- El agente de Tránsito de Apaseo el Grande, Omar Ochoa, denuncia que al ser descubierto que con su teléfono personal grababa audio mientras era despedido, fue golpeado por su jefe inmediato, Adán López Tejeida, quien es coordinador de Tránsito.

Señaló después de aquella denuncia pública que hizo en julio junto con sus compañeros sobre las exigencias de la directora de Seguridad Pública Berenice Sierra, para que llevaran tres infracciones diarias tres de sus compañeros fueron despedidos.

Narró que el viernes por la mañana se dio cuenta que no le habían depositado su cartocena correspondiente a una incapacidad que se le autorizó dos semanas atrás, por lo que el oficial se presentó ante la directora Berenice Sierra, para preguntarle si ella tenía información y ella le dijo en su oficina que iba a ser despedido.

Respondió que no tenía inconveniente si era dado de baja, pero su reclamo era por la catorcena que no se le había pagado; acto seguido Berenice Sierra le leyó una acta administrativa donde se le explicaba que su baja era por pérdida de confianza, debido a que fue uno de los que denunciaron y filtraron audios y documentos.

Entonces Adán López entró. Al final de la reunión, la directora le preguntó al oficial si no estaba grabando audios, lo cual el agente negó. Pero Sierra Ríos le exigió que le mostrara sus teléfonos y aun cuando eran personales  el oficial accedió. López Tejeida se percató que uno de los teléfonos sí estaba grabando, fue cuando le soltó un golpe del lado izquierdo de la cara y lo remató del lado derecho. Omar Ochoa se levantó de su silla y el coordinador lo tomó con su mano derecha, presionándolo con la pared y levantándolo del suelo unos 30 centímetros, incluso apoyando esa presión con su mano izquierda. La directora le pidió al coordinador que lo soltara gritándole “Déjalo chiquitín, déjalo”, pero fue necesario que elementos de Fuerzas del Estado los separaran.

Finalmente Omar Ochoa acudió a poner una denuncia ante el MP, ante la Contraloría y ante Derechos Humanos.  Y se le dio incapacidad de tres días.

*EZM