Foto: Eduardo Ortega

Fotos: Eduardo Ortega

Nayeli García

Irapuato.- La candidata a la presidencia municipal de Irapuato por el PAN, Lorena Alfaro García presentó una denuncia ante el Consejo Municipal Electoral, por violencia de género sufrida en su contra por parte de cinco candidatos de los partidos Redes Progresistas Sociales, Movimiento Ciudadano y Morena, así como exigió una disculpa pública hacia su persona.

Lorena Alfaro realizó una marcha en contra de la violencia política en donde decenas de personas se sumaron para acompañarla en esta protesta que partió de la esquina de la avenida Guerrero y Lázaro Cárdenas, del estadio Sergio León Chávez hasta el consejo municipal, para ser enviada al Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) y se inicie el procedimiento correspondiente.

Fue en Aldama que los candidatos a la presidencia municipal Ricardo Castro (RPS) y Francisco Martínez (MC), así como los candidatos a diputados federales por el Distrito 09 de Movimiento Ciudadano, Iván Ponce y Ricardo Gómez Escalante de Distrito 11 de Morena, y el candidato a la diputación local por el Distrito 11 de MC, Jorge Luis Martínez NAva se presentaron ante los habitantes de la comunidad y con una pancarta con la imagen de Lorena y con la frase: “Ella no tiene valor”, y acusaron de no estar contendiendo en una cancha pareja.

“Pero ¿qué creen? Sí lo tengo, porque soy persona y al igual que todos los demás tengo dignidad y el derecho a ser respetada, no por gracia de nadie, sino porque mis derechos humanos están protegidos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Y por si fuera poco, hay toda una serie de disposiciones legales creadas para proteger a las personas y a las mujeres de todo tipo de violencia, incluida la violencia política en razón de género”, señaló la candidata del PAN.

Lorena Alfaro dijo que no sólo tiene el valor como persona y mujer, sino también para denunciar a quienes pretender descalificar y nulificar a una mujer por el simple hecho de serlo.

“Basta de callar, basta de aguantar, basta de resignarnos al maltrato, la discriminación y la misoginia. La impunidad y la cobardía de quienes nos agreden, se esconden detrás del silencio de quienes los padecemos. Porque no solo ofenden y lastiman a una mujer, sino a toda una sociedad, a nuestras hijas, madres, abuelas, hermanas, compañeras, amigas y vecinas”, convocó.

Invitó a las mujeres a unirse y ver a la cara a sus agresores para ponerles un alto definitivo y llevarlos ante la justicia para que rindan cuentas sobre sus actos, y por ello, dijo decidió demostrar que las mujeres sí valen, tienen el valor para enfrentarlos y reconvenirlos.

“Además de la sanción que la ley contemple por su trato abusivo, les exigimos una disculpa pública para que dejen de avergonzar a sus propias hijas, madres y esposas y a toda la sociedad de Irapuato y de México entero”, instó.

Fotos: Eduardo Ortega