Denuncia ganadero al Municipio ante el TJA

El afectado amenazó a la próxima alcaldesa, Elvira Paniagua. Foto: Martín Rodríguez.

Luciano Figueroa sigue solicitando que remuevan una barda que colinda con sus tierras y que lo perjudica, por lo que firmó que puede volver a radicalizar su protesta en la alcaldía

Luz Zárate

Celaya.- Luciano Figueroa, el ganadero que se manifestó con sus vacas, becerros y un toro afuera de la Presidencia municipal, denunció al gobierno municipal ante el Tribunal de Justicia Administrativo (TJA), pues sigue peleando que se quite una barda que impide que corra el agua libremente y que en las pasadas lluvias provocó  daños a su propiedad y sus animales.

Ahora advirtió que si la próxima alcaldesa Elvira Paniagua no le ayuda a resolver su problema, ahora se manifestará pero con cerdos, dijo que las vacas ya quedaron atrás y que ahora, lo haría “con puercos, porque puercos son lo que son”, refiriéndose a los gobernantes.

“Ella debe de tener ese compromiso de resolverme eso, si no habrá que apretar las tuerquitas en otra manifestación pacífica como Dios manda, a lo mejor no con las vacas, a lo mejor con marranitos para que vean los marranitos que no cumplieron y que no han cumplido nada del contrato”, señaló.

Una denuncia previa

Luciano Figueroa, informó que hace dos meses denunció ante el TCA ahora llamado Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Guanajuato, que la administración municipal se comprometió a cumplir algunos acuerdos y en lugar de cumplir lo desalojaron del exterior de la presidencia con la fuerza pública. Fue la noche del 3 de julio que unos 200 policías se llevaron sus vacas en remolques, así como sus objetos personales y lo obligaron a retirarse del lugar.

Por ello, Luciano Figueroa, estuvo presente en la conformación de la ‘Alianza Ciudadana Celayense’, pues dijo hay muchas injusticias y que pocos se atreven a levantar la voz contra el gobierno.

“Tengo un problema que no se ha arreglado en la comunidad de La Machuca, es por la cuestión de una barda que se hizo y permitieron el delegado junto con el Municipio que se hiciera una zanja de aguas pluviales. No se ha cumplido el acuerdo que está firmado por un regidor del PRI (Carlos Avilés) y el director de Desarrollo Urbano, el acuerdo es que se tumbe la barda que es la entrada de servidumbre que sirve para limpiar las aguas de la zanja y limpiar la zanja. También quedaron que me iban a arreglar los desperfectos que dejaron, me robaron una borrega cuando me desalojaron, por eso estoy aquí ojalá que esto que estamos haciendo sea un éxito y es para exigir a las autoridades que no se burlen del pueblo y que hagan las cosas como debe de ser”, dijo.

El ganadero cuenta con una orden de Contraloría para Desarrollo Urbano para que se derribe la barda, pero no ha sido cumplimentada y además se anexó que las autoridades se comprometieron a resolver el problema y no ha pasado nada, sólo lo desalojaron y no se volvió a saber de él.

“En la demanda está imputado el Municipio porque no me han cumplido, por incumplimiento de contrato y hay muchos documentos donde ya está avalado que yo tengo razón y que esa barda no debe de estar ahí, se les dio tiempo porque esto viene desde el 2017 y la demanda tiene 2 meses en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo”, manifestó.

El tablajero pidió a la alcaldesa electa que le ayude a resolver su problema, manifestó que él no quiere llegar a una manifestación, pero la apatía, indiferencia y falta de respuesta del presidente Ramón Lemus lo orilló a llevar las vacas a la presidencia.

nd