Redacción

Irapuato.- La edición 19 del concurso ‘La Fresa en la cocina guanajuatense’ no sólo dio muestra de exquisitos platillos elaborados a base de la frutilla, sino también de la fuerza de la mujer que se encuentra atrás de la producción, pues en la Nueva Copalillo, son ellas quienes se encargan de cortar la frutilla.

“Las fresas fueron cortadas en la localidad, por las mujeres de la Colonia Nueva Copalillo”, comentó con orgullo María de la Luz Guevara quién concursó con una tarta de fresa, luego de haber sido invitada a participar por el Centro Gerontológico de la localidad, y pensó en mostrar un platillo que hace para su familia.

“Nosotros en la localidad tenemos la oportunidad de que ahí se siembra la fresa y se cultiva, hay varias hectáreas y son las mujeres la que trabajan y salen todos los días a cortar la fresa”, compartió que para ellas es una actividad hasta relajante además de que se ayudan económicamente.

Y es que en la localidad, las mujeres son emprendedoras, como María Fernanda Abascal quien participó con un conejo en salsa de fresa, pues desde hace 18 años se dedica a la crianza de este animal, pero sus bondades son poco conocidas en la región, por lo que entre sus platillos estaba éste, el cual fue degustado por el jurado del concurso.

Fueron 46 concursantes con cerca de 80 recetas las que participaron este año, aunque fue una cantidad menor, todo se debió a que debido a la pandemia se tuvo que trasladar el concurso de mayo hasta noviembre y con un nuevo formato, para no dejar pasar esta degustación que ya es una tradición en Irapuato.

Gerardo Salgado Valtierra, coordinador de Turismo Cultural y encargado del concurso comentó que en esta ocasión la inscripción fue digital y los participantes sólo dejaron el platillo y retiraron para que después, con menor número de personas se hiciera la degustación.

Compartió que en los 19 años que tiene el concurso se ha realizado un libro de recetas y se va por otro más, pues los platillos de este concurso han representado al estado en Puerto Vallarta y a nivel estatal y la gente los busca, así como algunos restaurantes ya incluyeron algunos platillos en sus menús.

Los concursantes son de  Irapuato, Celaya, Salamanca y comunidades de la periferia; cuyas propuestas gastronómicas han evolucionado con el paso de los años, pues aunque antes se presentaba puro postre, ahora se encuentran platillos salados, picantes, desde entradas hasta platos fuertes.

EZM