Dejan en el olvido a la Deportiva ‘Tzacanden’ de Acámbaro

Onofre Lujano

Acámbaro.- La unidad deportiva ‘Tzacanden’ que costó al gobierno federal más de 20 mdp, ahora está destruida.

Las tribunas desmontables fueron robadas, así como las porterías; la pista de tartán ya fue sobrepasada por la maleza que prolifera; las plantas de luz y agua potable están destruidas y saqueadas.

Nunca fue inaugurada porque se esperaba que lo hiciera el expresidente Enrique Peña Nieto, con una inversión de 20 mdp federal y lo más lamentable es que a falta de unidades deportivas formales se dejó perder ésta.

Lee también: Por una gota: sufren comunidades de Apaseo el Alto por falta de agua 

Por un tiempo, el campo fue prestado para que ahí realizara sus partidos y entrenamientos el equipo de futbol americano Coyotes de Acámbaro, así mismo la liga acambarense de futbol soccer programó su partidos de los torneos municipales en esa cancha, pero fue deteriorándose con los saqueos.

En el gobierno de Gerardo Javier Alcántar Saucedo (2015-2018) con apoyo del Ayuntamiento aplicaron recursos y abrieron las puertas de la unidad Deportiva para el público en general.

Fue instalada una Planta Tratadora de Aguas Residuales, con capacidad para procesar 5 mil litros de agua al día; además de que contó con equipo hidroneumático para suministro de agua en los tinacos, un tanque estacionario de 2 mil 200 litros de gas, se instaló una caldera que abastece a 10 regaderas simultáneamente.

Se hicieron trabajos de gestión ante la Comisión Federal de Electricidad, con la finalidad de que la Unidad Deportiva contara con luz eléctrica, invirtiendo un millón 762 mil 340 pesos, aportada de manera directa por el Municipio.

Sin embargo, ahora esta unidad está destruida pese a que se anunció que este nuevo espacio deportivo sería administrado por la Comisión Municipal del Deporte.