Redacción

Dubái.- “La piscina más profunda para bucear del mundo” ha abierto sus puertas y con ello un auténtico mundo para que los afortunados -y selectos- visitantes exploren.

La piscina Deep Dive, se ubica en Dubái (Emiratos Árabes Unidos), su profundidad máxima de 60 metros le otorgó el récord Guinness el pasado 27 de junio. Anteriormente el título era de Polonia y su piscina Deepspot, de 45 metros de profundidad.

Aunque Deep Dive sigue sin ser abierta al público en general, algunas personas ya han tenido el privilegio de ingresar, tal es el caso de el príncipe heredero de Dubái, Hamdan bin Mohammed al Maktoum, quien contó su experiencia en redes sociales.

Esta nueva atracción es por lo menos cuatro veces más grande que cualquier otra piscina del mundo y contiene 14 millones de litros de agua dulce, es decir el líquido necesario para llenar seis piscinas olímpicas.

Su estructura se encuentra en forma de ostra y está rodeada de manantiales. El agua se mantiene a una temperatura de 30 grados Celsius y se recomienda a los huéspedes usar un traje de neopreno fino o un bañador.

Una ciudad submarina

Pero quizás lo más novedoso e increíble de esta atracción es que dentro se encuentre toda una ‘ciudad submarina’ que los buceadores pueden explorar como si se tratara de las ruinas de una ciudad ‘abandonada’.

En estos espacios se puede incluso jugar billar o ajedrez en una sala de juegos especial.

El espacio es tan profundo que en su sitio web se advierte que quienes lo visiten no deben subir a la cima del famoso Burj Khalifa (el rascacielos más alto del mundo, también localizado en Dubái) inmediatamente después de haber buceado.

“Después de cualquier inmersión, se recomienda esperar entre 18 y 24 horas antes de ascender a más de 300 metros”, indica el portal.

Si ya sueñas con hacer realidad tu sueño de sentirte la sirenita o visitar la Atlántida, la buena noticia es que se espera que en pocos meses se esté abriendo la atracción al público general.

LC