Alejandro Gibrán

León.- Este martes se llevó a cabo la develación de la placa en memoria de Nadia Verónica Rodríguez Saro Martínez, estudiante de la Universidad Iberoamericana de León, quien fue asesinada el pasado 8 de marzo del 2020 en la ciudad de Salamanca.

Amigos, compañeras y familiares acudieron al Jardín San Ignacio de la Universidad Iberoamericana de León para conmemorar ya un año y nueve meses en los cuales siguen sin obtener justicia.

El papá de Nadia, Bernardo Rodríguez Saro, comentó, en entrevista, que no han podido obtener respuesta de las autoridades, al parecer el caso está detenido y ellos llevan más de ocho meses sin tener contacto con la Fiscalía para que les dé algún avance en el caso.

Pidió a las autoridades ministeriales que ni este ni ningún otro caso de asesinato de una mujer, quede impune. “Quisiera invitar a nuestras autoridades, a que no solo este caso ni ningún otro caso, quede impune, pues ya estamos cansados de tanta violencia en el Estado” señaló.

A un año de su muerte el caso estaba así: Tras un año de su muerte, Nadia sigue sin tener justicia

A pesar del alejamiento de las autoridades, el señor Bernardo confía en que la verdad saldrá a la luz y que la Fiscalía General del Estado va esclarecer el crimen, por lo que no va a acudir a otras instancias o colectivos para que lleven el caso, pues comentó que tiene plena confianza en que las autoridades realizarán su trabajo.

Se develó la placa por parte de la Familia y en presencia de personal de la institución alumnos, al menos unas 30 personas y medios de prensa, quienes rindieron un homenaje a la estudiante que soñaba con trabajar en la ONU y ayudar a las comunidades indígenas.

El Asesinato

Nadia acudió a una fiesta con una amiga, el sábado 7 de marzo por la noche. Saliendo del lugar fue a dejar a su acompañante, después de dejarla, en la colonia Lomas del Prado, fue asesinada a balazos y posteriormente su cuerpo fue encontrado en la mañana por personas que pasaban por el lugar.

Autoridades ministeriales arribaron a la zona para indicar que la estudiante había sido baleada y que no había mayores datos de los presuntos responsables, por lo que se inició la carpeta de investigación de este hecho.

Dos días antes

El viernes de esa semana, el 6 de marzo, en la escuela, Nadia realizó un ejercicio de conciencia social, donde las alumnas tenían que escribir palabras que les dirían a su familia si se encontraran desaparecidas.

También lee: Inmortalizan a Nadia Rodríguez tras un año de su asesinato

En este caso, ella subió a sus redes sociales una foto donde salía con la leyenda Desaparecida, abajo de esta foto publicó:

“Mami, papi y hermano, si algún día soy yo quédense con la mejor imagen de mi, recuérdenme como yo a ustedes los recordaré, porque no soy un cuerpo tirado y lastimado, porque mi ser no vive en la foto que pasan los medios de comunicación creando morbo y mucho menos hagan caso a comentarios machistas que hablarán de mí en las redes sociales.

Si algún día soy yo sepan que jamás me rendí, que pelee hasta mi último aliento y su imagen siempre estuvo presente, que disfruté de mi vida, que reí y bailé hasta cansarme, que amé todo lo que hacía, que alcé mi voz y no me quedé callada, que realmente pensaba que el mundo podía cambiar pero terminó quitándome la vida.

Si algún día soy yo, por favor cuiden con el alma a mi sobrina porque yo quise ser un ejemplo para ella y sobre todo enséñenle a no vivir con miedo y a luchar por su vida. ¡PORQUE SI ALGÚN DÍA SOY YO, QUIERO SER LA Última! #UnDiaSinNosotras #9deMarzoIberoLeon (sic)”, finaliza su publicación.

Por su parte tanto el alcalde de ese momento, Héctor López Santillana, como el Fiscal General del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre, dieron sus condolencias a la familia y hablaron con ellos asegurando que iban a ir hasta las últimas consecuencias para que la agresión no quedara impune.

LC