Luz Zárate

Celaya.- Diciembre es el mes que tradicionalmente se quema y vende más pirotecnia y este año no fue la excepción, ya que en los días festivos -24 y 25- no se dejaron de tronar cohetes en barrios, colonias y comunidades.

Pese a la prohibición de vender, almacenar y comprar juguetería pirotécnica, los vendedores de este tipo de material siguen ofertándola y los compradores siguen adquiriéndola, sin importarles que en la ciudad exista veda desde el 26 de septiembre de 1999, cuando sucedieron las explosiones que dejaron sin vida a 72 personas y por lo menos 350 lesionados y que hoy es conocido como el Domingo Negro.

A raíz de que el pasado 26 de noviembre explotó un puesto donde se vendía pirotecnia en el tianguis de la colonia Fovissste, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) ha intensificado los operativos para detectar y decomisar este material.

En lo que va de diciembre se han decomisado alrededor de dos toneladas de juguetería pirotécnica, informó el director de Protección Civil, Luis Ramón Ortiz Oropeza.

En los operativos ha participado personal de Fiscalización, Protección Civil y Policía Municipal.

Apenas el pasado jueves 24, se incautaron dentro de una vivienda en la comunidad de Tenería del Santuario 800 kilos de pirotecnia. Este decomiso se logró gracias a un reporte ciudadano que informó sobre un lugar donde se tenía almacenada una gran cantidad de fuegos artificiales, por lo cual acudió el personal a verificar la información.

El jueves en total se contabilizó un aproximado de 800 kilogramos y junto con los decomisos efectuados en semanas anteriores, suman más de dos toneladas de pirotecnia incautada.

LC