Cecilia Cornejo

Celaya.- Alrededor de 70 automóvilistas entre ellos taxistas acompañaron a Don Joaquín en su última morada, y de este manera también exigir justicia por la muerte de su compañero quien fuera asesinado en el Barrio del Zapote, tras resistirse a un asalto.

Sus compañeros y familiares se dieron cita a la funeraria San Rafael, donde estaban velando su cuerpo, para después acompañarlo al cementerio donde descansarán sus restos.

Los vehículos que participaron en el cortejo fúnebre tenían leyendas “Hasta el siguiente turno Don Joaquín” ; “Descansa en paz” ;
“Hasta pronto”, sin embargo antes de empezar el recorrido que partió en punto de las 11:30 horas de este sábado sus compañeros coincidieron en pedir justicia para quien fue cruelmente asesinado el pasado 30 de septiembre afuera de una tienda de autoservicio.

La caravana partió de la avenida Juan José Torreslanda de las afueras de la funeraria para después continuar por avenida el Sauz, y seguir por camino San José de Guanajuato hasta llegar al panteón La Esperanza donde descansarán sus restos.

LC