Gilberto Navarro

Guanajuato.- Aunque ya se concretó la compra de la Mina del Cubo por la empresa VanGold, el sindicato aún cuenta con un contrato colectivo de trabajo con Endeavour Silver, el cual no se ha finiquitado, además los trabajadores despedidos tendrían prioridad en la recontratación.

A finales del año pasado, la minera Endavour Silver concretó la venta del yacimiento a la también canadiense VanGold, por 15 millones de pesos en efectivo y acciones, sin embargo, no ha concluido el proceso de liquidación del contrato de los trabajadores sindicalizados.

En su momento, alrededor de 300 trabajadores se quedaron sin empleo, pero con la apertura se anunció que se podrían generar hasta ochocientos puestos de trabajo.

El secretario del Comité Ejecutivo Nacional, adscrito a la sección 142 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, Jorge Ramón Monsivais, señaló que, desde mayo del año pasado, ocho trabajadores sindicalizados que aún se encuentran en el contrato colectivo de trabajo no han recibido ninguna remuneración por parte de la empresa, y tampoco se les notificó qué pasaría con los puestos laborales, después de la venta de la mina.

“Esta sección sirve a la empresa Endeavour Silver y aún tenemos vigente el contrato colectivo de trabajo, la empresa no ha llegado a un arreglo con el comité ejecutivo nacional para liquidar el contrato, estamos ocho vigentes y por situaciones de mala comunicación con la empresa, desde la última semana de mayo no percibimos un salario”.

Sin embargo, señaló que ya tuvieron un acercamiento con la nueva dueña de la mina, al darse cuenta por los medios de comunicación de la compra.

“VanGold desconocía que todavía se tenía el contrato colectivo de trabajo, no se oponen a que haya un sindicato, pero se encargará de ver si es el mismo contrato o se llega a un arreglo para un documento nuevo”.

Acotó existe un convenio para que los empleados que fueron despedidos al cierre del yacimiento tuvieran prioridad en la contratación, en caso de que se reanudara la operación, como ocurrió con la compra de la mina y el molino.

Señalan mínima atención

Ramón Monsivais acusó que el gobierno municipal ha abandonado a las comunidades mineras, que se han quedado sin su fuente de empleo desde que se cerró la mina del Cubo.

Señaló que el municipio no ha llevado servicios básicos a muchos de los poblados, en cambio el sindicato, en la medida de sus posibilidades, ha llevado apoyos, especialmente en el periodo de pandemia.

“El presidente municipal, Alejandro Navarro, conoce las necesidades de los mineros, de las comunidades y nunca, se ha acercado, ni cuando cerró la mina se acercó a ver nuestras necesidades, nosotros como sindicato, con lo poquito que tenemos apoyamos a las comunidades, pero la gente está molesta”.

LC