Redacción
León.-
Cuando era niña, Verónica Rivera Hernández no pudo continuar con sus estudios.

Al terminar la primaria tuvo que abandonar la escuela, ya que, en su familia fueron 12 integrantes y todos salieron a trabajar desde pequeños para conseguir el sustento de cada día.

Ahora, a sus 40 años de edad logró concluir la secundaria, que era uno de sus sueños y hoy dice sentir que retoma su proyecto de vida, además de convertirse en un ejemplo para sus tres hijos, asegura que, la educación es la llave para abrir puertas en el ámbito laboral, económico y personal.

Ella, es una de las 33 mil 411 personas en el Estado de Guanajuato que lograron concluir nivel educativo durante el año 2020.

Verónica conoció los servicios educativos del Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (Inaeba) a través de su hermana, a quien también se apoyó para que obtuviera su certificado de secundaria.

Actualmente se desempeña como preliminar de pespunte en una empresa de calzado, en el municipio de León, pero su sueño es convertirse en enfermera y para llegar a ello está consciente que debe continuar preparándose académicamente.

Con su certificado de secundaria en manos, Verónica se siente feliz e invitó a las y los guanajuatenses de 15 años o más que no tienen certificado de primaria y secundaria, a que se inscriban al Inaeba.

MD