Daniela Corazón Pérez lleva 25 días desaparecida, su hijo pregunta por ella

Jessica de la Cruz

León.- Hace 25 días que Daniela Corazón Pérez Peláez quien es madre soltera, no ha vuelto a casa; está desaparecida desde el pasado 12 de septiembre. El viernes 11 de septiembre salió a trabajar a un bar en Lagos de Moreno; siempre regresaba a casa, pero ese sábado 12 no lo hizo.

“Siempre había comunicación con nosotros por teléfono. Aquí lo raro que a nosotros se nos hizo, es que el sábado en la mañana no llegó, pero todavía le mandó un mensaje a mi hijo, a mi hermano y se comunicó con la señora que le cuida a su bebé”, dijo la mamá de Daniela.

Daniela tiene 27 años edad y es madre de un bebé de un año y un niño de siete años, el cual pregunta todos los días por ella. La madre de Daniela comentó que la última vez que alguien vio a su hija, fue su amiga Alejandra, quien estuvo con ella esa misma mañana y unas horas antes también la vio el encargado del bar donde ella trabaja.

Después de las 13:00 horas del 12 de septiembre, el celular de Daniela se encontraba apagado, no volvió a emitir una llamada o algún mensaje de texto. La madre aunque insistió en localizar a su hija, no obtuvo alguna respuesta.

Hasta el sábado 19 de septiembre la señora puso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado de Jalisco (FGJ), porque su hija desapareció en Lagos de Moreno y en la Fiscalía de Guanajuato le comentaron que lo correcto era denunciar en el estado donde había desaparecido, pero ellos ya tenía un antecedente.

El bar donde trabaja Daniela se llama ‘Dream’, tiene más de un año laborando ahí y solo iba los viernes a ese sitio. Entre semana de lunes a viernes por la mañana, tenía un local de servicio de estética canina.

Llaman y piden dinero

Después de que la señora puso la denuncia en la FGJ, recibió un mensaje de texto con lada número siete; le pidieron dos mil 500 pesos para regresar a su hija a León y también que retirara la denuncia porque “solo estaba calentando la plaza”.

La señora no depositó, porque quería por lo menos saber que su hija estaba bien, pero después de eso no volvió a recibir comunicación.

LC