Deja el corazón

Daniel Vargas estuvo dentro de los tres primeros lugares duranta la mayor parte de la competencia, pero fue rebasado en los últimos kilómetros. Foto: Especial

Con gran esfuerzo, el leonés Daniel Vargas llega cuarto en maratón

Óscar Jiménez

LEÓN, Gto.- La gloria, a veces, sufre de una travesía, y se queda a centímetros –o kilómetros-. El atleta leonés Daniel Vargas compitió en la prueba de maratón de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, pero a pesar de elaborar una ruta digna de la estrategia, arribó hasta el cuarto lugar, quedándose apenas a unos segundos de alcanzar el medallero de la justa.

Daniel Vargas estuvo dentro de los tres primeros lugares duranta la mayor parte de la competencia, pero fue rebasado en los últimos kilómetros. Foto: Especial
Daniel Vargas estuvo dentro de los tres primeros lugares duranta la mayor parte de la competencia, pero fue rebasado en los últimos kilómetros. Foto: Especial

Apenas hace cinco días, el corredor leonés viajaba rumbo a tierras del norte no solamente conformarse con ser el mejor del estado, sino también cargar la loza del mejor mexicano en la prueba. Y lo logró. A pesar de no haberse colgado el metal de bronce en la categoría atlética, sí fue mejor del delegado mexicano, cerrando en dos horas, 17 minutos y 57 segundos su competencia, a 12 segundos del argentino Mariano Mastromarino, quien a su vez otorgó la mayor de las hazañas para su país, pues desde el ya lejano año de 1951 que ningún atleta de aquel país entraba en los puestos de honor de la maratón.

Los primeros dos sitios fueron para los reconocidos Richer Pérez de Cuba con un total de 2 horas, 17 minutos y 04 segundos en el primer puesto, así como el multiganador peruano Raúl Pacheco, que abordó segundo con cronómetro final de 2 horas, 17 minutos y apenas 13 segundos.

“Acaricié los metales, los quería pero no pude, llegué con todo mi aliento y corazón. Siento que no les fallé, ese cuarto lugar sabe a gloria porque fue un recorrido difícil”

Daniel Vargas corredor leonés

Sin importar el resultado, horas más tarde, familia y amigos de Daniel Vargas Sánchez, felicitaron al corredor, en mayoría por redes sociales, recordándole que había conseguido la hazaña de ser el mejor mexicano en América y que seguramente en siguientes tiempos alcanzará la gloria deportiva a través de la distancia más rigurosa y ‘traicionera’, la de los 42 mil metros.

Todo en contra

No solamente era la competencia palmo con palmo con el resto de los corredores, la que sufría Daniel Vargas, puesto que también, a partir del kilómetro 30, se quejó de una serie de calambres, desde la pantorrilla, que no lo dejaban arrancar con todo su potencial.

“Fue un recorrido difícil. En la última vuelta, las contracturas me hicieron bajar el ritmo para no tener calambres, mermó mucho mi rendimiento pero no quise abandonar”, declaró el corredor de origen leonés al término de su participación.

Finalmente, comentó que desde su salida en preparaciones previas, los metales estaban en juego, pero que no se dieron a pesar de haber dejado el ‘alma’ en carrera. “Por supuesto que la estrategia estaba trazada para subir al pódium, pero con mi cuarto lugar no tengo palabras porque llegué con el alma”, finalizó.