Dan ultimátum a comerciantes del ‘Chaparro’

Foto: Martín Rodríguez

Tienen hasta el 20 de julio para salirse de sus locales, ya que la zona está siendo rehabilitada con el fin de dar un reforzamiento del edificio, pues aseguran que la estructura es frágil

Luz Zárate

Celaya.- Los comerciantes del Portal Colunga, también conocido como ‘Portal Chaparro’, tienen hasta el 20 de julio para salirse de sus locales y que el dueño del inmueble continúe con las labores de reforzamiento del edificio.

Urge que cumplan con el compromiso de cambiar las vigas y reforzamiento de las columnas, pues aunque se han tomado acciones de prevención, se teme que ocurra algún accidente.

El director de Desarrollo Urbano, Gustavo Báez Vega, manifestó que las obras de rehabilitación corren por parte del dueño del inmueble, quien pretende que en el lugar se adecúe como centro comercial, pero es labor del Municipio velar por la seguridad de los peatones, y por ello han fungido como intermediarios.

Los trabajadores que realizan las acciones de reforzamiento señalaron que el edificio se está venciendo y por eso se construirán más columnas para reforzar las existentes. Se colocarán nuevas columnas que ayudarán a apuntalar y soportar el peso del edificio, para posteriormente reforzar las ya existentes.

El director de Protección Civil, Ramón Ortiz Oropeza, señaló que luego de algunas pláticas ya los comerciantes aceptaron dejar los locales, pues se negaban por las pérdidas económicas que tendrán, pero ya se llegó a un acuerdo entre la constructora, el propietario y los locatarios pidieron una prórroga para desalojar, el cual vence el 20 de julio.

Las obras de restauración implican riesgo por la edad que tiene la construcción, pues es un edificio con más de 100 años de antigüedad y cabe recordar que desde finales de 2016, se detectaron desplazamientos que tenía el portal e incluso se descubrió que en tan solo un mes hubo uno de tres centímetros y una inclinación total de 12.5 centímetros, lo que provocó que se colocara una estructura metálica en la esquina con el andador Corregidora para poder apuntalar la estructura, además de la colocación de unos testigos de yeso.

Cuando el municipio invirtió 4 millones de pesos para el reforzamiento de la estructura de los pilares, los locatarios se comprometieron a cambiar las vigas, pero hasta el momento no han cumplido.

Comentarios

Comentarios