Nayeli García

Irapuato.- El juez concedió un mes más como plazo para cerrar la investigación en contra del exsacerdote de la Diócesis de Irapuato, Rubén Herrera Luna, quien fue vinculado a proceso por el delito de violación calificada en contra de una mujer que fue abusada durante años por él desde que era una niña.

Rubén Herrera, quien también fue señalado como parte de los responsables del desfalco de los 18 millones de pesos de la Diócesis de Irapuato, delito del que fue absuelto, fue detenido el pasado 29 de junio en Morelia, Michoacán, ciudad en la que radicaba luego de que salieron a la luz las acusaciones en su contra y que la Diócesis de Irapuato decidiera en febrero de este año separarlo de su ejercicio religioso.

Tras su detención fue trasladado a Irapuato el 1 de julio, en donde fue puesto a disposición del Poder Judicial del Estado de Guanajuato por los delitos de violación y corrupción de menores, de una persona de la cual abusó del 2011 al 2019 en una parroquia de la colonia La Pradera, en donde oficiaba como sacerdote.

El pasado 5 de julio, el juez decidió vincularlo a proceso por encontrar indicios que lo relacionaron con estos delitos y estableció un plazo de tres meses para realizar llevar a cabo una investigación complementaria, mismo que se cumplía este 5 de octubre, sin embargo su abogado solicitó una prórroga de un mes más, la cual concedió el juez.

Será el próximo 5 de noviembre que se reanude la audiencia y se pueda conocer si hay sentencia o no para el exclérigo.

LC