Redacción

Baja California.-  El cuerpo de una menor hallada muerta en una hielera por fin descansa en paz. A tres meses de su perturbador hallazgo en un tianguis de Tijuana, Baja California, la pequeña pudo ser velada y sepultada por un grupo de mujeres, que al enterarse que nadie había reclamado su cuerpo, pidieron a las autoridades darle un descanso digno.  

El colectivo impidió que el cuerpo de Dulce María -como la llamaron- fuera enviado a la fosa común. En redes sociales una de las mujeres que luchó para que las autoridades le entregaran el cuerpo, manifestó estar contenta con su acción.

“El sueño de esta pequeñita, Dulce María sonrisa de ángeles ya va a terminar con un digno funeral y una santa sepultura, fue difícil el camino, sí, pero la recompensa llegó, y es muy grato…”

Fue el pasado 30 de agosto que la noticia se dio a conocer. El cadáver de la niña que además padecía parálisis cerebral, fue encontrado en una hielera, justo cuando comerciantes de un tianguis de la colonia El Pípila recogían su mercancía.  

La Fiscalía General de Baja California notificó el hallazgo a través de sus redes sociales e hizo un retrato de la menor, para que familiares pudieran reclamar el cuerpo, pero esto nunca pasó.

En el lugar donde encontraron a la pequeña Dulce, vecinos de la zona al enterarse, colocaron flores, veladoras y peluches. Hoy ‘La Niña de la hielera’-como muchos la llamaron- descansa en paz.

MD
Con información de Sin Embargo