Roberto Lira

Celaya.- El obispo de la Diócesis de Celaya, Benjamín Castillo Plascencia, resultó positivo de Covid-19 con sintomatología leve y por lo que ya fue dado de alta. Se reincorporará a sus funciones en los próximos días. 

Por alrededor de tres semanas, el prelado celayense se ha mantenido aislado luego que el 20 de diciembre presentara un cuadro de posible gripe y que posteriormente fue confirmado como Covid-19. 

Desde ese momento, se aisló de manera preventiva y por recomendación médica se realizó la prueba de Copvid-19, resultando positiva. 

“Su médico le sugirió hacerse pruebas, se las hizo y salió positivo, casi asintomático. Ya está dado de alta, pero por precaución se tomó una semana más. Lo veremos, primero Dios, en las ordenaciones sacerdotales del día viernes”, comentó el vocero de la Diócesis, el padre Jesús Palacios

El pasado 20 de diciembre fue la última vez que el obispo ofició misa en Catedral, en la cual se le vio afectado en su salud, al igual que en la rueda de prensa llevada a cabo al término de la ceremonia. A partir de ahí, no celebró misas dominicales, ni en Navidad ni Año Nuevo.

ndr