Jessica de la Cruz

León.- La final del futbol mexicano entre el Club León y los Pumas de la UNAM dejó un número de ventas bueno para diversos sectores, entre ellos, los bares y las cantinas; el domingo la mayoría de los cantineros tuvieron lleno con su aforo máximo permitido, que es del 30 por ciento y sus ventas fueron buenas, así lo dio a conocer Javier Quiroga presidente de Bares y Cantinas.

Javier Quiroga comentó que el hecho de que el equipo llegó a la final y se jugó de local el partido de vuelta, fue el fin de semana perfecto para este sector, porque hubiera o no acceso al estadio, la gente siempre acude a un bar o una cantina para ver un partido de futbol.

“Sin embargo como este año ha sido atípico en todo sentido, y afortunadamente estuvimos abiertos, limitados en nuestro aforo al 30 por ciento, limitados en el horario hasta las 24:00 horas”, dijo.

Quiroga agregó que independientemente de todas las limitantes que tienen, a la gran mayoría de sus afiliados les fue bien en el número de ocupación y también en sus ventas. Pero algo que tienen que cuidar mucho este sector son las medidas que solicita la Secretaría de Salud, entre ellas la sana distancia, y es por ello que todavía continúan con un aforo límite del 30 por ciento, para respetar ese espacio.

“Que la euforia no nos desborde, la emoción de ver el partido, y se pierda la sana distancia, es importante cumplir con estos protocolos para que no tengamos que cerrar”, añadió.

El presidente reconoció que la gente salió a las calles a festejar, pero espera que ante esta euforia por parte de la afición no se vaya a dar otro repunte en el número de personas que enferman por Covid-19 y esto les afecte a ellos en el sector con algún posible cierre.

AC