Jessica de la Cruz

León.- La vida social y económica en el Centro Histórico vuelve a la vida, aunque de manera lenta; para los vendedores ambulantes, locatarios, boleros y globeros de la ciudad la estabilidad económica aún no llega a sus bolsillos, pues señalan que aunque hay más gente en las calles, no todos compran como antes lo hacían.

De los dos grupos de boleros que hay en el Centro Histórico, solo 22 han regresado a la Plaza Principal, los otros esperan que se puedan incorporar en las próximas semanas, probablemente para principios de noviembre.

Hace 30 días, la Lotería Nacional Mexicana rifó ‘el cachito’ del avión presidencial, la boletera Martínez comentó que fue una de las mejores ventas que han tenido en años, porque las series de boletos se agotaron en su totalidad, pese a que cada boleto costaba 500 pesos.

Distintos giros coinciden en que las ventas recién comienzan a generar ganancias, pues aún hay mucho desempleo y la gente ya no compra como anteriormente lo hacía.