Silvia Sandoval

Irapuato.- A un mes de su desaparición, los familiares de Karely, Lupita, Mario, Miguel Ángel y Fernando siguen exigiendo datos sobre la indagatoria de su búsqueda por parte de las autoridades de la Fiscalía General del Estado.

Para las madres de Karely y Lupita, y el abuelo de Mario, así como para la madre de Miguel Ángel, la angustia no da tregua.

Desde el pasado 8 de diciembre, los familiares sólo tienen silencio de las autoridades investigadoras: “nos dicen siempre lo mismo, que están investigando, pero queremos ya encontrarlos, es un infierno el que se vive sin mi hija” señala Teresa Mendoza, madre de Guadalupe Mendoza de 26 años.

Ella asegura que su nieto, hijo de Lupita, pregunta por ella, y solo responden que ya vendrá, “es muy pequeño para saber que su madre desapareció, nos ponemos a jugar con él y ya no pregunta” explicó Teresa.

Por su parte, Mariana, madre de Cecilia Karely, ya no siente ‘lo duro, sino lo tupido’, “en mi búsqueda, enfermé de Covid, ni lo sentí porque mi cuerpo solo resiente la ausencia de mi hija, ya me dieron de alta, pero mi corazón se muere por encontrar a mi hija” confesó.

A principios de este año 2021, los familiares se han presentado en dos ocasiones en las instalaciones de la Fiscalía en Irapuato para saber si existen avances “nos enseñan videos de cuando dejaron el auto en que viajaban, no se ve nada claro de quién lo abandona, y sobre las pesquisas que nosotros hemos aportado, no sabemos si las están investigando” asegura el padrastro de Lupita, Emilio Arroyo Servín.

Para Epifanio García, abuelo de Mario es muy duro tener la antipatía de las autoridades, “yo denuncié una extorsión por conocer donde estaba mi nieto, y ni eso investigan, les di nombres de quienes abusaron de mi dolor, y no hacen nada, y de mi nieto nada se sabe”.

LC