Ian Martínez

León.- El crimen de Juana Michel, Rosa Isela, Zicry Inahí y María Teresa, las jovencitas de 16 y 17 años que murieron al ser atropelladas de forma intencional por Juan de Dios ‘N’, también de 16, en Cuerámaro, este martes cumple un año de dolorosa impunidad.

Las familias de las cuatro víctimas están desconsoladas y exigen que se haga justicia.

Este lunes se había programado la audiencia de cierre del juicio de Juan de Dios ‘N’, para que el juez le dictara sentencia, pero la diligencia se suspendió debido a que el perito supuestamente enfermó de Covid y el abogado defensor también excusó que se sentía indispuesto.

Los dolientes de las jóvenes asesinadas y la familia de Juan de Dios, acudieron ayer temprano a la sala de Justicia para Adolescentes del Poder Judicial del Estado, en León, donde se llevaría a cabo la audiencia virtual, pero ahí les informaron que ésta se aplazaría, probablemente hasta diciembre.

Lo único que les explicaron es que el perito que participaría en el desahogo de pruebas reportó como había dado positivo a Covid-19, y que el abogado defensor de Juan de Dios tenía síntomas similares, y además debía presentarse a una audiencia en Cortazar –o sea que esa era su prioridad—, por lo que se determinó reprogramar el encuentro.

“Sentimos que el gobierno solo nos está dando largas pues nadie se ha acercado con nosotros ni los papás. Hoy lo dijo la juez que se aplazaría un mes más o un poco de un mes”, reprochó Rosa, la mamá de una de las jóvenes fallecidas, en entrevista con correo.

Noches de rabia e indignación

La noche del 24 de noviembre del 2019, Juana Michel, Rosa Isela, Zicry Inahí y María Teresa viajaban en una motocicleta sobre el bulevar La Deportiva, la cual fue embestida a toda velocidad por una camioneta marca Ford modelo Explorer, que conducía Juan de Dios ‘N’, quien al parecer también iba armado y en estado de ebriedad.

Los cuerpos de tres jóvenes quedaron tendidos sobre el pavimento, pero a una de ellas aún la arrastró más de 200 metros, hasta arrebatarle la vida.

Al llegar los servicios de emergencias corroboraron que tres ya no contaban con signos vitales, y la cuarta falleció minutos después en el hospital comunitario de Cuerámaro.

Juan de Dios fue detenido esa misma noche y llevado a los separos, pero la oficial calificadora que estaba de turno decidió liberarlo ya que, según dijo, no existían elementos para dejarlo a disposición del Ministerio Público.

La rabia e indignación se desencadenó entre la población de Cuerámaro, que el día del sepelio de las cuatro jóvenes amagaron con vandalizar la Presidencia municipal, pero al encontrarse con una valla de policías optaron por arremeter contra el domicilio de la alcaldesa Ana Bueno, y el domicilio de Juan de Dios.

Al día siguiente, la Secretaría de Seguridad Pública del estado y la Fiscalía General del Estado ordenaron el arresto de más de 40 personas que participaron en las protestas, de las cuales 14 fueron enviadas a prisión bajo los cargos de terrorismo.

Fue hasta el 14 de febrero cuando la autoridad logró la captura de Juan de Dios, luego de permanecer tres meses prófugo de la justicia. 

En la segunda quincena de julio, tras cumplir cinco meses recluido en el Centro de Readaptación Social para Adolescentes, el juez que lleva la causa concedió a Juan de Dios el beneficio de cumplir con su arresto en su domicilio.

Retoman protestas

Cientos de cueramarenses este martes volverán a tomar las calles del municipio para exigir que se haga justicia por la muerte de Juana Michel, Rosa Isela, Zicry Inahí y María Teresa, a un año de que sus sueños fueron silenciados a manos de Juan de Dios ‘N’.

La cita es a las cinco de la tarde en la misma esquina donde las atropelló, y de ahí la multitud marchará hasta el panteón municipal.

“Vamos a hacer una manifestación en sana paz para recordar lo de hace un año de las niñas. Vamos a recorrer el lugar donde fueron los hechos, algunas calles de Cuerámaro y terminaremos en el panteón municipal, todo en santa paz, con larga distancia, cubrebocas y gel antibacterial”, informó la mamá de una de las jóvenes fallecidas.

EZM

También puedes ver: