1.- Cuestión de movida postelectoral

Eduardo López Mares

Con la inercia del proceso electoral, la clase política empezó a colocarse en diversas listas a fin de adquirir boleto para los cargos de elección en el 2024, desde la presidencial y gubernatura, hasta alcaldías; viene el acomodo de la burocracia dorada y de los partidos políticos. La punta de lanza estatal, lo formarán los cambios próximos del gobierno de Diego Sinhue Rodríguez, con relevos de alcaldes para octubre.

Mientras llega la hora de la reestructuración del gabinete legal y de las instancias estratégicas para que cubran la segunda parte del sexenio y proyectarse al futuro, en la dirigencia nacional, Marko Cortés, quiere la continuidad; en Guanajuato, Eduardo López Mares busca dar el campanazo por la presidencia estatal, dicen sus seguidores, con Pilar Ortega de secretaria general. Dos tipos de cuidado están camino de la candidatura del PAN a la gubernatura: Fernando Torres y Erandi Bermúdez, al frente tienen a las alcaldesas Alejandra Gutiérrez y Lorena Alfaro, que gobernarán a casi 45 por ciento del electorado estatal.

Ya andan en campaña por la dirigencia del CEN panista: Damián Zepeda y Miguel Márquez, con la creencia de que el maná cae del cielo; también están contra los propósitos de Cortés. En la búsqueda de sus presidenciales, Gustavo Madero ya se quejó por la carencia de gallos, descalificando de paso a Ricardo Anaya, que sigue viéndole muy pollito. En ese entramado, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez busca consolidar su liderazgo a partir del desarrollismo guanajuatense. Tampoco debe olvidarse que se busca una alianza opositora con el PAN, PRI y PRD, los tricolores ya destaparon a su primer candidato, el hidalguense Miguel Ángel Osorio Chong.

2.- ¿Pero qué necesidad?

Pedro Pueblito Hernández

Tal parece que el alcalde panista de Tierra Blanca, Pedro Pueblito Hernández García, luego de la derrota de su partido en la elección pasada, ha decidido entregar sin empleados la administración municipal al alcalde electo, el perredista Rómulo García Cabrera, piensa liquidar a toda la plantilla de su gobierno al abandonar el poder. Échele cuentas, son casi 200 empleados de diversos niveles.

La circunstancia, que podría ser crítica para la nueva administración el próximo 10 de octubre, cuando deba contratar o recontratar hasta sus barrenderos, se agrava porque Pueblito Hernández piensa devengar 4 millones de pesos para las liquidaciones, 4.25 por ciento del presupuesto municipal de este año, de 94 millones 673 mil pesos, en uno de los municipios más pobres del estado de Guanajuato. Pueblito no ha informado si hay suficiencia presupuestaria o de dónde piensa sacar el dinero, cuando los ingresos municipales son pocos y se sospecha de jugosas liquidaciones para él y su ayuntamiento.

Al interior del PRD creen que la liquidación de los trabajadores podría dispararse por la antigüedad de varios empleados, sin contar con la serie de demandas que podrían darse por “despidos injustificados”. Esperan que en esta jugada no esté “acordada” con Rómulo García, deberá aclararlo. Eso sí, la jugada de los “cochinitos” para el fin de trienio, comienza a cundir en varios municipios. Se espera el llamado a la mesura en el Congreso del Estado y la revisión de la ASEG.

3.- Migrantes, deuda con ellos

Hugo Varela Flores

Quienes no conocen la legislación de migración nacional y estatal, consideran que las obligaciones de las instancias de atención al migrante sólo se circunscriben a los paisanos que abandonan el territorio nacional para buscar un mejor futuro en Estados Unidos, Canadá u otras naciones. La multiplicidad de tareas abarca también fenómenos como la presencia de jornaleros agrícolas de un estado en otro o la llegada de grupos de población con fines de residencia, además de la atención a las familias de quienes se van.

Por eso, el llamado del diputado Hugo Varela Flores, presidente de la Comisión de Atención al Migrante del Congreso del Estado, para que no se reduzcan los recursos a los programas de atención a la migración resulta esencial, sabe que los recursos son muy necesarios para no dejar en el abandono a las familias de los migrantes o poner atención en el fenómeno migratorio de quienes llegan a Guanajuato, olvidado en las esferas gubernamentales.

John Hernández, secretario del Migrante y Enlace Internacional encuentra un aliado inesperado ante la reducción del presupuesto en la dependencia, pero, de nada servirá si no demuestra que su trabajo trasciende más allá del placeo que tanto le gusta fuera de México. Hoy las familias de los migrantes en Guanajuato no son bien atendidas.

De la Valija. Una nueva dirigencia

Luego de lo experimentado durante la campaña por la presidencia de la plaza más importante de la entidad, León, donde el PRI debería de centrar sus esfuerzos para mostrarse como partido competitivo para el 2024, la dirigencia estatal “considera” que el excandidato a la alcaldía, Juan Pablo López Marún, debe seguir motivando al priismo en la Zapatera. Empresario y egresado del Tec de Monterrey, mostró sus habilidades en campaña y sus posibilidades de vínculos sociales.

Tiene, además, respaldo en el Consejo Político Municipal para seguir al frente del PRI leonés, preámbulo de la renovación estatal, un asunto pendiente. Ruth Tiscareño, presidenta, y Alejandro Arias, secretario general, han logrado el sosiego con su curul y beca por tres años, deben entregar los trastos del tricolor. Por cierto, hoy sábado, la estructura de campaña de Juan Pablo se reúne para evaluar lo hecho y redefinir el accionar del PRI en León, de cara al 2024.

Benjamín Castillo Plascencia

Su obra por 11 años intensos de servicio, mereció el reconocimiento de la comunidad católica de Celaya. Más de 150 sacerdotes, decenas de monjas y feligreses agradecidos con su apostolado, le han abrazado y agradecido por su devenir diario en 11 municipios.

Monseñor Benjamín Castillo Plascencia, Obispo Emérito de la Diócesis de Celaya, se ha despedido de su grey, dejando constancia de su valía como persona y miembro de su iglesia. Su tarea fue más allá de lo concerniente a la religión; asumió con denuedo una condición de liderazgo social en la región. Su voz se elevó para exigir el respeto a los derechos humanos por parte de la autoridad y cumplir con sus deberes.

Entre la sociedad civil sembró la semilla de la concordia y del amor al prójimo, defendió la vida y ponderó el trabajo y el civismo, sabiendo dar al César lo del César y a Dios lo de Dios. Benjamín Castillo está en la historia de Celaya por su calidad humana, pero sobre todo, por demandar, con un énfasis mayor que los políticos, la seguridad y protección de la población ante la gran violencia en su Diócesis. Gracias Monseñor.