Jazmín Castro

León.- No es la misma cuesta de enero que en años anteriores, la pandemia golpea duramente a los comerciantes en el primer trimestre del año.

Esteban Rivera es comerciante de diversos tianguis en León, sin embargo, los lunes se instala en el Fraccionamiento Hidalgo, vende ropa de segunda mano, conocida como de ‘paca’, tamCredito Tianguistas viven al día por la falta de ventas bién tenis y entre risas, dice que todo lo que se pueda vender.

Cuenta que vive al día, el dinero, así como llega se va, son más los compromisos que tiene con su familiar y en su hogar, pero en sus 10 años como vendedor, dice que no había padecido como ocurre este año.

“Las ventas están bajas, pero muy bajas y es comprensible, la gente no quiere gastar y ni yo lo hago, porque no se sabe más adelante”, comentó.

Considera que las ventas de la ropa de ‘paca’ también pudieron bajar porque la gente tiene temor, “viene del otro lado (Estados Unidos), y pues tampoco sabemos de quién era esa ropa, y con esto del Covid-19, pues creo que hasta por eso le piensan”, contó.

Con sus dos puestos de ropa tuvo que presidir del trabajo de tres empleados, que le ayudaban a montar el puesto y vender, algo que lamentan pues también sus trabajadores tienen familia y ya tenían tiempo trabajando con él.

Aunque no sabe que tanto puede empeorar o mejorar, explicó que lo que va del año, y quizás marzo le pinta un panorama complicado pues se vende poco y la mercancía sigue rezagándose lo que provoca que se quede en números rojos en sus ingresos.

EZM