María Espino

Guanajuato.- Una muy difícil situación económica viven los guías de turistas desde el inicio de este 2021, ya que el turismo en la ciudad es mínimo y con ello se ve mermada su actividad laboral e ingresos, no sólo por la ‘cuesta de enero’, sino que es una situación que se puso mal desde hace ya más de 10 meses y ha venido empeorando.

La incertidumbre de no saber cuándo mejorará el panorama ha obligado a muchos guías de turista a buscar otras opciones para generar dinero, tales como conseguir trabajo como albañiles, taxistas, o en otras áreas en donde puedan ganar dinero para costear los pendientes que tienen, pues algunos han perdido los vehículos que usaban para transportar grupos de visitantes.

“No hay nada de grupos, está todo muy tranquilo y muy solo (…); hay muchos compañeros que andan en otros lugares y no se dedican a guía de turistas; unos andan de taxistas, otros de macuarros, pero de turismo estamos fuera prácticamente (…); a algunos ya les recogieron las camionetas (de los recorridos) porque no tienen para pagar, ya unos debían 15 mil y hasta 20 mil pesos mensuales, ha estado muy crítico el asunto”.

Carlos Macías, guía de turistas desde hace más de 40 años, dijo que para él y muchos de sus compañeros han sido muy difíciles los últimos 11 meses, ya que el trabajo ha escaseado y por la edad a muchos no les es fácil encontrar otro empleo, pero prefiere resguardarse en su casa y cuidarse para no enfermar y resistir con lo poco que tiene.

Señaló que por parte de gobierno municipal les prometieron algunas ayudas económicas, pero, aunque realizaron el trámite que les fue solicitado, nunca les llegó la ayuda que dijo sería en calidad de préstamo, sino en despensa en contadas ocasiones.

Finalmente comentó que a pesar de la poca afluencia de visitantes, varios guías de turista siguen saliendo a las plazas públicas con la esperanza de conseguir clientes y obtener algo de dinero, ya que la pandemia ocasionada por el Covid-19 pareciera no tener fin, pero ellos y sus familias requieren generar ingresos y no les queda de otra esperando que la crisis de salud pase pronto.

ndr