Cuba vuelve a alzar la mano

La cubana logró pasar todas sus alturas a la primera, excepto 4.70, donde necesitó tres intentos; Murer (círculo, der.) se quedó en 4.85. Foto: AFP

Otro oro para atletas latinoamericanos en Campeonato Mundial, ahora en salto con garrocha

AFP

BEIJING, Chi.- Continuó el atletismo latinoamericano celebrando títulos en el Campeonato Mundial de Beijing, donde por tercer día consecutivo hubo un oro que festejar, esta vez con la cubana Yarisley Silva en el salto con garrocha, en una pueba donde además la brasileña Fabiana Murer fue plata.

La cubana logró pasar todas sus alturas a la primera, excepto 4.70, donde necesitó tres intentos; Murer (círculo, der.) se quedó en 4.85. Foto: AFP
La cubana logró pasar todas sus alturas a la primera, excepto 4.70, donde necesitó tres intentos; Murer (círculo, der.) se quedó en 4.85. Foto: AFP

Cuba conquistó su segundo metal dorado en dos días, después de la victoria de Denia Caballero el martes en el lanzamiento de disco. El otro oro para la región, el que rompió el hielo el lunes, fue conseguido por la colombiana Caterine Ibargüen en el triple salto.

Batalla en el ‘cielo’

Yarisley Silva y Fabiana Murer llegaban entre las favoritas en el salto con garrocha y no decepcionaron, con una batalla emocionante hasta el final; la cubana se impuso al superar el 4.90 metros en su tercer y último intento, adelantando a Murer (4.85), quien debió conformarse con la segunda posición cuando parecía tener en su mano el que hubiera sido su segundo título mundial, después del de Daegu-2011.

cuba-1-COLOR

“Me siento fantásticamente bien. Ha sido un año duro en el que he superado todas las barreras psicológicas. He cumplido mi sueño de dar esta medalla a Cuba”, afirmó, rompiendo a llorar al terminar la frase.

Silva, de 28 años, acudía al Mundial de Pekín después de haber sido plata olímpica de Londres-2012, bronce en el Mundial de Moscú-2013 y oro panamericano el pasado mes en Toronto.

Murer, como en los Panamericanos, quedó segunda por detrás de Silva, pero festejó su medalla.

“Estoy muy contenta y siento algo diferente respecto a otras medallas ya que es la parte final de mi carrera y quiero aprovechar cada momento”, señaló la veterana garrochista de 34 años.