Luz Zárate

Celaya.- Luego de que se bajó el águila de la Columna de la Independencia para ser restaurada y que duró unos días en exhibición en el patio de la Casa del Diezmo, fue ‘guardada’ en un salón para que ‘no se dañe’ con la presencia de las personas.

La escultura forma parte del monumento considerado como la primera columna en México dedicada a la Guerra de Independencia, por lo que se convirtió en un atractivo, ya que mientras se realizaron los trabajos de restauración estuvo al alcance y vista de los ciudadanos.

Debido a que la guardaron, surgieron las críticas respecto a que pintan de amarillo el Puente Tresguerras, pero retiraron de exhibición el águila.

Una de las críticas fue del propio director de la Casa del Diezmo, Antonio Lavín que en sus redes sociales calificó de incongruente que afecten un patrimonio cultural, en el caso del Puente Tresguerras, y por el otro tapan el águila para que “no se dañe”.

“Hace una semana cubrieron el águila que está en restauración en la Casa del Diezmo porque podía ‘dañarse’ con las miradas y fotos de la gente. Pero al mismo tiempo hacen está atrocidad”, escribió Lavín.

El águila duró en el patio de la Casa del Diezmo dos semanas, tiempo en el que acudieron a apreciarla decenas de personas interesadas en su historia y que aprovecharon para no sólo conocerla sino inmortalizar el momento en una fotografía o video.

Incluso durante el fin de semana, varias personas acudieron a la Casa del Diezmo a solicitar que se les permitiera ver esta obra. Sin embargo, el guardia de seguridad informó que se guardó en un salón para evitar el desgaste y evitar daños al monumento.

Este monumento nunca se había bajado desde que se colocó en la segunda parte del siglo XIX, cuando le cayó un rayo a la original hecha de cantera por el arquitecto celayense Francisco Eduardo Tresguerras y se cambió por una de metal. Las autoridades de ese tiempo determinaron no volver a colocarla y en su lugar pusieron la actual diseñada por el escultor celayense J. Refugio Padilla.

La columna de la Independencia erigida en Celaya es importante porque es la primera en su tipo en todo el país, que aunque inicialmente no se contempló su creación como parte de la gesta heroica, los independentistas de la época decidieron colocarla en la Calzada para festejar el primer centenario de la independencia de México.

Originalmente estaba situada en el jardín principal pero en 1906 fue trasladada a la Calzada independencia, es obra del arquitecto celayense Francisco Eduardo Tresguerras, de estilo neoclásico y data del siglo XVIII. Se erigió en el año de 1791 para homenajear al rey Carlos IV y fue inaugurada en el año de 1823, apenas dos años después de haberse consumado la independencia, fue el Ayuntamiento celayense quien decidió dedicarlo a la Independencia de México.

Aunque en lo alto de la columna el águila se ve pequeña, en realidad es de la altura de una persona promedio. 

“Estaba en el patio y quien pasaba quedaba impresionado por la personalidad del águila, para empezar es del tamaño de una persona, pero cuando la ves en lo alto se ve pequeña, así como su mirada y los detalles con que fue construida. Es un monumento especial, no entiendo por qué lo guardan si lo único que hacía la gente era venir a verlo de lejos, Cuidan que no se dañe el águila y pintan el puente de amarrillo, es el colmo de la incongruencia”, dijo Pamela Ortíz.

Concluye remodelación de la Glorieta Poniente

Las obras de mejoramiento urbano de la Glorieta Poniente, también conocida como Glorieta de la Pepsi, ya concluyeron. Por ahora solo falta que se agregue una estatua de Francisco Villa y que la obra sea entregada al municipio. 

La promesa inicial fue que se culminarían los trabajos el 24 de abril y posteriormente se recalendarizó para culminar el 18 de junio. La inversión es de cuatro millones 949 mil 842 pesos y los trabajos estuvieron a cargo de la empresa Corzzisa.

La restauración de la escultura estará a cargo del arquitecto Ricardo Villagómez Magueyal.

Las obras servirían para mejorar la imagen del acceso a la ciudad, pero además se restauró el monumento del General Álvaro Obregón y se colocará uno de Francisco Villa para rememorar las Batallas de Celaya.

El director de Obras Públicas, Juan Gaspar García Aboytes, señaló que la glorieta fue demolida para habilitar la superficie; se construyó una plataforma de 721 metros cuadrados; una escalinata con 209 piezas en diversas longitudes; una banqueta en accesos.

Informó que también se contempla la construcción de drenaje pluvial y se aprovechará la línea morada para el riego de las áreas verdes.

El proyecto integral consiste en rehabilitar 3.2 kilómetros de la vialidad, modernizar banquetas, colocar ciclovías y vialidades laterales, mejorar la iluminación y el arbolado, rehabilitar las paradas del transporte público y de instalaciones hidrosanitarias. Se definirán las paradas del transporte público para garantizar la seguridad de los usuarios, peatones y ciclistas. 

El plan consistió en modificar el diseño para hacer una plaza hundida al centro y colocar al oriente la estatua de Álvaro Obregón y al poniente la de Francisco Villa, a manera de que se recreen las trincheras que se utilizaron en las batallas.

Al centro plantean la colocación de un asta bandera de 8 metros de altura como símbolo de unión de los mexicanos.