Critican poda inmoderada de árboles con más de 100 años

Foto: Martín Rodríguez

El regidor de morena Uriel Pineda manifestó que los trabajos se hicieron sin el permiso pertinente y que la acción pone en riesgo la permanencia de los árboles

Roberto Lira

Celaya.- En pleno centro de la ciudad, dos árboles con más de 100 años de vida fueron podados de manera excesiva sin contar con los permisos correspondientes para esta acción, por lo que ya se denunció ante la Dirección de Medio Ambiente.

Los dos especímenes de Laurel se encuentran en la calle Francisco I Madero a espaldas del monumento a Miguel Hidalgo, en la Calzada Independencia, y desde hace más de 100 años lucieron un espeso follaje pero hace un par de semanas fueron talados de manera excesiva, lo cual podría ponerlos en riesgo, además está poda no cuenta con permiso de la Dirección de Medio Ambiente, señaló el regidor Uriel Pineda Soto.

“Este par de ejemplares no cuentan con algún permiso o alguna autorización de lo que pudiera haber sido una poda de saneamiento o algo parecido, se tiene la denuncia y la dirección de Medio Ambiente va a actuar en consecuencia, yo espero que mande llamar al dueño de ese lugar y también haga lo propio con lo que lo fue la solicitud y en su caso la sanción”, señaló el edil Uriel Pineda.

El edil morenista señaló que dentro del reglamento para la protección y preservación del ambiente del municipio está prohibido causar alguna poda drástica que pueda poner en riesgo la vida de un árbol, así como realizar actividades con la intención de causar la muerte del árbol, por lo que si se detectan este tipo de acciones se debe actuar en consecuencia.

Asimismo como dueños de un predio, los ciudadanos son los responsables del riego y el mantenimiento de los árboles que se encuentren en el frente de su propiedad.

Además, en caso de permitirse una poda o tala de algún árbol solamente puede otorgarse por la Dirección de Medio Ambiente siempre y cuando se consideren criterios técnicos y después de haber verificado en sitio las condiciones del arbolado, y no que por la vanidad de algún anuncio publicitario o fachadas se tengan que sacrificar este tipo de árboles.

RC

Comentarios

Comentarios