Lourdes Vázquez

Guanajuato.- Al concluirse los trabajos de la Comisión Especial para dar seguimiento a la implementación de la Agenda 2030, la diputada local de Morena, Magdalena Rosales Cruz señaló que se espera que ésta deje ser usada como una simulación y un auto engaño, pues afirmó que el desarrollo en Guanajuato es insostenible y sigue habiendo pendientes en materia de derechos humanos.

“Resulta por lo menos incongruente que se hable de desarrollo sostenible en el Poder Legislativo de un estado como Guanajuato en donde el desarrollo que se está produciendo es insostenible, la pobreza y desigualdad crecen a pasos agigantados, mientras que los derechos humanos y el medio ambiente, son subordinados a los intereses de las empresas y el mismo gobierno”.

Dijo que hay un deterioro del ambiente provocado por las empresas privadas que invaden zonas y reservas ecológicas en zonas como la Sierra de Santa Rosa o el Cerro de la Bufa, además se refirió a la construcción del nuevo Museo de las Momias, proyectado por el ayuntamiento capitalino, sin que se estén respetando las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la preservación de los cuerpos áridos.

Rosales reiteró que hay una deuda en materia de derechos humanos de la comunidad de la diversidad sexual que no han sido escuchados.

Por ello dijo que se espera que pronto, el Congreso del Estado se tome con seriedad la implementación de los objetivos para el Desarrollo Sostenible y “dejen de ser motivo de simulación, que se deje de poner trabas en el reconocimiento y protección de los derechos humanos, que se deje de respaldar decisiones tomadas en contra de quienes menos tienen y por supuesto espero que este estado pronto conozca de la justicia”.