Foto: Cristina Muñoz

Fernando Velázquez/ Jazmín Castro

León.- El presidente de la Industria de Reservaciones y Servicios de Alimentos (Irysa) del Bajío, Christian Torres Gutiérrez, calificó de incongruente que el gobierno del estado haya decidido restringir aún más negocios formales, mientras que de forma paralela es evidente que al comercio informal nadie lo vigila.

Luego de que la Secretaría de Desarrollo Económico anunciara que quedan prohibidos los eventos sociales y empresariales mientras el semáforo de reactivación se mantenga en rojo, Christian Torres aseguró que no hay piso parejo en esta medida.

Cumplen normas

Subrayó que las cámaras empresariales y sus agremiados han cumplido con los protocolos y capacitaciones requeridas por la autoridad, y pese a ello, han sido los más afectados con las medidas restrictivas de la autoridad.

En cambio, dijo, nadie verifica que el sector informal cumpla con los mínimos requerimientos sanitarios.

Por lo anterior, el presidente de la Irysa Bajío refirió que ya se envió una carta dirigida al gobernador Diego Sinhue Rodríguez, y al secretario de Desarrollo Económico, Mauricio Usabiaga, para buscar una reunión urgente y evitar que continúe la pérdida de puestos de trabajo.

“Ya se están llevando a cabo despidos masivos, a partir del anuncio los empresarios ya no pueden aguantar más, esa es la realidad. Nos habían dicho que no nos iban a cerrar, nos rebajaron aforos todavía y cabe mencionar que somos lugares, no de 50 metros cuadrados, sino de mil o 2 mil metros cuadrados y teníamos permitido reuniones empresariales de 75 personas como máximo, con todos los protocolos”, dijo el líder empresarial.

“No es necesario el cierre de negocios”

El director de Salud municipal de León, Juan Álvarez Eaquivel, reconoció que no es necesario que se cierren negocios o detenga la economía por la pandemia, ya que es responsabilidad de cada ciudadano cuidarse.

En la ciudad los contagios se han disparado, tan solo el día de ayer cerró con 29 mil 617 casos, así como dos mil 203 muertes.

Ante el incremento de casos por Covid-19, el funcionario indicó que “no es necesario que se pare la economía para cuidarnos, no nos pueden obligar a hacer eso de manera intencionada, somos nosotros los que tenemos que actuar como personas,  y eso es decisión de nosotros no depende de alguna autoridad”, explicó. 

“La situación que prevalece en nuestro municipio es delicada, y vuelvo a insistir y apelar a la conciencia ciudadana (…), si no somos conscientes de la importancia de cuidar nuestra salud estamos siendo irresponsables”, señaló el funcionario.

El director comentó este 2021 es un año complicado, “esto nos lleva a visualizar que no estaremos viendo en próximas fechas viendo una  disminución en los contagios, al contrario, vemos como seguimos teniendo ocupación hospitalaria alta”, reiteró.

Aunque por la celebraciones pasadas los negocios han registrado alta concentración de personas, ‘la gente se ha desbordado’, son los ciudadanos quienes deben ser responsables con su salud.

Será en un promedio de dos semanas donde se reflejará el comportamiento de inicio de año y se conozca que tanto crecieron los contagios.

LC