María Espino

Guanajuato.- La Industria de la Construcción en el estado de Guanajuato dejó de percibir unos 6 mil millones de pesos en los últimos seis meses, agudizándose durante el período de pandemia ocasionada por el COVID-19, lo que se ha sumado a la afectación que ya venían arrastrando desde hace 21 meses, tema que ha orillado a desemplear a unos 13 mil trabajadores de la construcción.

Así lo manifestó Francisco Javier Padilla Guerrero, Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción ‘CEMIC‘ en Guanajuato, además mencionó que para el 2020 la industria presupuesto la ejecución de unos 11 o 12 millones de pesos de inversión del Estado y al corte de Julio apenas llevaban 6 millones de pesos por lo que dijo que esta corta la meta que habían fijado este año para poder cerrar con números más o menos promedio de lo que usualmente se aplica a la industria de la construcción en la entidad.

“En Guanajuato hemos monitoreado a través del Observatorio de la Construcción una pérdida de más del 46% que son un poco más de 6 mil millones de pesos los que no se han estado ejerciendo este año, al corte de Julio de este año llevamos ejercidos solamente 6 mil millones de pesos aspirando a que tuviéramos 11 mil o 12 mil millones de inversión en el Estado, pues estamos cortos todavía”.

Padilla resaltó que independientemente de la epidemia de salud la industria de la construcción ya venía con un registro importante de afectación debido a los recortes presupuestales que desde la Federación se han aplicado perjudicando a Guanajuato, asunto que los ha llevado a sufrir una caída de más del 25% en obra pública sin contar las bajas en obra privada impactando negativamente en las más de 30 cadenas productivas que generan riqueza y empleo y que giran en torno a la industria dela construcción.

“Venimos siendo afectados desde hace más de 21 meses, la industria de la construcción independientemente de la epidemia de salud que tuvimos prácticamente durante todo el primer semestre del año, ya viene con una recesión importante desde hace 21 meses, la causa ha sido muy fuerte, tenemos cifras de más del 25% de caída nada más en la obra pública, amén de lo que ha estado sucediendo en la obra privada porque las empresas que se dedican sea a la obra privada o pública han disminuido considerablemente sus operaciones”.

Resaltó que el gremio prevé un impacto muy negativo con los recortes presupuestales que nuevamente ya anunció gobierno Federal en obra pública y que afectan directamente a la entidad.

“Definitivamente el impacto de que no halla inversión en la infraestructura en el estado se debe buscar alternativas (…) la industria tendremos que ser más inteligentes para aprovechar los pocos recursos que existan y tener una infraestructura mejor pagada, mejor construida y mejor fiscalizada para evitar procesos de corrupción”.

Respecto al nuevo empréstito que busca obtener el gobernador del estado Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, Padilla dijo que debe ser una acción sumamente responsable y se debe revisar que la entidad cuente con finanzas sanas además de garantizar que la deuda se pueda absorber con el trabajo y le esfuerzo de las economías sin comprometer el futuro de los guanajuatenses, “definitivamente se tiene que revisar y se tiene que ser muy responsable la opinión de los empresarios para que podamos avalar un nuevo empréstito”.