Redacción

Guanajuato.- En menos de dos semanas, elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado han sido blanco de ataques armados que han dejado cuatro oficiales muertos: dos cayeron abatidos cuando estaban en su día de descanso, en su domicilio.

El 31 de marzo, varios sujetos armados irrumpieron con armas largas en un domicilio de la comunidad Los Rodríguez y se llevaron a un oficial de las FSPE. A la altura de la primaria de la comunidad, al verse perseguidos por vecinos, bajaron al elemento de unos 24 años y lo acribillaron; luego se desató una persecución donde se logró abatir a cinco delincuentes.

Luego, el 5 de abril, dos oficiales fueron asesinados. Los hechos se registraron en la colonia Lázaro Cárdenas de la ciudad de Irapuato. Durante los patrullajes realizados por elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, sin motivo aparente fueron agredidos por un grupo de civiles armados, por lo que repelieron el ataque suscitándose un enfrentamiento. El saldo fue el de los dos policías caídos, un par más heridos y tres delincuentes abatidos.

El domingo 4 del presente mes el cuerpo de un hombre fue ubicado por elementos de la Fiscalía General del Estado en la comunidad de El Tejabán en Guanajuato capital, fuentes del gobierno del estado aseguraron que se trata de un elemento de las FSPE. El oficial también habría sido ‘levantado’ en su día franco.

Difícil arranque de año

Aunque suman cuatro los oficiales de las FSPE asesinados en las últimas dos semanas, son seis los que han caído en lo que va del año.

El primer caso ocurrió el 11 enero, cuando un integrante del Grupo Táctico fue ultimado en medio de un operativo en la comunidad de Santa Rosa de Lima, en Villagrán. El enfrentamiento dejó ocho presuntos pistoleros abatidos.

El 18 del mismo mes, una mujer oficial fue ubicada sin vida y con signos de ejecución en la carretera Salamanca-Irapuato: un par de días antes la habían ‘levantado’ en la conflictiva colonia Constitución de Apatzingán de Irapuato. En el mismo hecho, su esposo fue asesinado por los sujetos que la privaron de la libertad.

Domina temor entre uniformados

Los ataques contra policías estatales ocurridos en la última quincena han desatado el miedo y la zozobra entre los elementos de la corporación, como lo han dejado ver en diferentes grupos de whatsapp y de Facebook –Periódico Correo tiene evidencia de tales comunicaciones, pero se las reserva para no exponer a los involucrados—.

En algunos mensajes se afirma que al menos cuatro oficiales de las FSPE están desaparecidos, al parecer privados de su libertad por parte de grupos delincuenciales. También se maneja que al menos trece se habrían dado de baja en las últimas semanas, debido al aumento de las agresiones armadas. En hechos policíacos que han sido cubiertos en la zona Laja Bajío, grupos criminales han dejado mensajes con amenazas directas a mandos, sobre todo del grupo táctico de las FSPE.

La policía estatal de Guanajuato es junto con la de Yucatán la mejor pagada del país, según el propio gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, también es de la que más enfrentamientos directos mantiene contra grupos de la delincuencia organizada.

EZM