Agencias

Ciudad de México.- Raúl Sapién Santos, presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP), aseguró que el crimen organizado se ha aprovechado con campañas falsas de vacunación y la venta de vacunas ilegales en México que ponen en riesgo la salud de la población y muestran hasta dónde llega su capacidad de organizar negocios fraudulentos.

“Se dio con la vacuna de la influenza, con las pruebas Covid y ahora con la vacuna de Pfizer, lo que pone en serio riesgo la salud de la población”, señaló a Efe.

Indicó que el fraude, detectado principalmente en Ciudad de México, Estado de México, Quintana Roo y Tijuana, consiste en la venta de antídotos apócrifos contra la Covid-19 a través de redes sociales y páginas de Internet ilegales.

Confirmó que se han detectado algunos sitios y números telefónicos que no pertenecen a Pfizer “donde terceros ofrecen a la venta la vacuna. Esta información es falsa”.

Sapién Santos destacó que la compra de medicamentos e insumos de forma ilegal no es algo nuevo en México. “Más de 8 millones de personas en el país consumen medicamentos robados, lo que provoca pérdidas de unos mil millones de pesos anuales”, señaló.

Explicó que esta problemática se veía desde mucho antes de la Covid-19, con la llegada de la pandemia se ha recrudecido por la desesperación de las personas por saber si están contagiados, hallar un tratamiento o encontrar una cura.

“Se han detectado más de 400 páginas apócrifas que ofrecen la vacuna, o que ofrecen desde mascarillas, pruebas rápidas, hasta oxígeno muchos a través de sitios web que son falsos”, afirmó Sapién.

Lamentó que dicha comercialización podría enmascarar aún más los indicadores que actualmente presenta la Ssa y disparar de manera exponencial la cifra negra en el número de contagios y defunciones por la Covid-19.

La situación ha llevado al punto de que ya no se debe analizar cómo se falsificará la vacuna, sino la rapidez con la que reaccionarán los grupos delictivos para promocionarla, indicó Sapién Santos.

El trabajo contra este tipo de delitos debe ser del gobierno pero que la población debe estar alerta. “Es un problema que se debe ver de manera integral y para ello también es necesario que la gente tenga una cultura de denuncia”, apuntó.

Es probable que con el tiempo haya más grupos que ofrezcan las vacunas de forma ilegal y se incrementen los fraudes relacionados con la pandemia.

Alto riesgo

Para especialistas, el riesgo de que las personas accedan a vacunas apócrifas es alto.

“Lo que les pueden ofrecer es agua o alguna otra sustancia que puedan causar efectos adversos e interactuar con y, posiblemente interferir con medicamentos esenciales”, dijo el doctor Rodrigo Romero, coordinador de la Asociación Mexicana de Vacunología.

El alergólogo e inmunólogo David Mendoza destacó que la vacuna contra la Covid-19 requiere de una preparación logística específica, por lo que si se comercializa de forma ilegal puede provocar cambios en la efectividad y seguridad del biológico.

Ambos recordaron que hasta hoy la vacuna contra la Covid-19 sólo está disponible a través del gobierno, por lo que pidieron estar pendientes de las alertas de la Cofepris y, en caso de tener dudas, consultar a instituciones como la Asociación Mexicana de Vacunología.

EZM