Redacción

Moscú.- Habitantes de un pueblo ruso de Kózino en Moscú, se llevaron una gran sorpresa al salir a la calle y ver a una gigantesca leona descansando sobre el techo de una casa.

La felina no parecía agresivo, lo cual sorprendió a los autores de la grabación.

Cuando la Policía llegó les aseguró que todo se encontraba en orden ya que el domicilio era un criadero, por lo que la leona no habría huido de ningún lado.

Su dueña explicó después que esta solo había salido a tomar el aire fuera del recinto.

*Con información de RT

LC