Crece la invasión de viviendas a ríos

Manuel Arriaga

Región Suroeste.- La creciente ampliación de la mancha urbana y construcción de nuevas viviendas en Pénjamo y Abasolo, ocasiona la invasión del derecho de vía de ríos y arroyos, con ello, aumenta el riesgo de desbordamientos e inundaciones durante la temporada de lluvias.

En Pénjamo, dentro de la zona de influencia del arroyo de Magallanes existen casas habitación, lo que provoca inundaciones, además de que las descargas domésticas desembocan al arroyo y los cauces menores de canales ya desaparecieron.

Pero no es exclusivo de este lugar, el cauce del río Huáscato ha perdido más de 12 metros de terreno por la invasión particular para construcción de viviendas, hecho que ocasionó en el 2013 la peor contingencia ambiental registrado en la historia del Municipio, con el desborde del cauce y la afectación de más de mil viviendas tanto en la ciudad como en las comunidades por donde cruza.

La versión más reciente de la invasión de propiedad federal puede encontrarse en el arroyo de la Yegua, justo entre las colonias Magisterial y Benito Juárez donde una casa fue construida casi cuatro metros dentro del arroyo, generando con ello un “cuello de botella” que podría ocasionar desbordes en el lugar y con ello, afectación en propiedades privadas y a la infraestructura municipal de la zona.

En las mismas condiciones está el arroyo de las Ánimas que aguas abajo, en su paso por la comunidad Palo Alto de Abajo, se reduce de 12 metros de ancho a sólo cuatro, lugar donde cada temporada de lluvias se presentan desbordamientos e inundación de viviendas.

Sin embargo, este problema no es particular del municipio de Pénjamo, en Abasolo, habitantes de la zona alta de la ciudad ha construido encima de los ríos y arroyos que cruzan por la cabecera municipal. Este fenómeno se presenta en los arroyos Brinco del Diablo y Colorado, donde las ramas, basura y otros objetos arrastrados por la corriente aguas arriba, generan taponamientos y estancamientos que generan desbordes y con ello la afectación de viviendas.