Redacción

Jaral del Progreso.- En alerta autoridades ante el reporte de un artefacto explosivo abandonado en la esquina de la calle Porfirio Díaz con Manuel Doblado, inmediaciones del jardín principal, lo que provocó el cierre del propio jardín y calles aledañas para evitar un posible daño.

Minutos después de las 19:00 horas, al Sistema de Emergencias 911 llegaron varias llamadas telefónicas dando a conocer que se había dejado un aparato explosivo en la zona en mención y estallaría.

Elementos de Seguridad Pública al corroborar la presencia de lo que parecía una bomba equiza, acordonaron la zona y solicitaron la presencia de personal militar para descartar la posibilidad de que sea un artefacto altamente explosivo.

Al llegar los soldados especialistas checaron que se trataba al parecer de un aparato que no funciona, que es inerte.

 Sin embargo, durante los minutos en que transcurrió todo el operativo se generó psicosis entre vecinos, después de los hechos ocurridos durante la madrugada: el asesinato de 11 personas.